Desarrollo de software. Nadie es lo suficientemente bueno como para dejar de escuchar

La prepotencia no te permite crecer, la humildad sí. La prepotencia te aísla, la humildad te une al grupo. La prepotencia es una muestra de debilidad, tras tu ego no hay nada, la humildad es un síntoma de fortaleza, tras tu ego está todo.

He tenido la oportunidad de conocer a muchísimos desarrolladores de diferentes organizaciones y perfiles y entre ellos a personas muy brillantes. Ahora bien, ninguno es infalible, ninguno lo sabe todo y ninguno es lo suficientemente bueno como para mirar a nadie por encima del hombro.

Cuando uno trabaja en equipo hay que escuchar a todos sus integrantes, a todos, incluso al que ha llegado hace dos días al proyecto. Todos pueden aportar una idea o hacerte reflexionar y mejorar tu planteamiento inicial a través de su confrontación con otro enfoque.

El conocimiento del conjunto es mayor que el individual, ese de por sí debería bastar para que la comunicación sea fluida en el equipo, si a eso le sumas que el personal que se siente integrado en un proyecto está más motivado y a que la comunicación es esencial en cualquier trabajo en equipo, debería ser más suficiente para que te plantees un cambio de actitud y sientas que el grupo, el equipo, hace más fuerte un proyecto, si efectivamente consigues que funcione como un grupo o un equipo, algo que no puedes lograr si te sientes por encima de él.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: