Desarrollo de software. Antipatrón. Mil proyectos

Este antipatrón trata sobre no tener en cuenta los límites que tiene una persona, tanto si es otro el que no lo hace como si eres tu mismo.

No somos infalibles, no lo somos, no podemos con todo, no podemos.

Podemos optimizar al máximo nuestro trabajo, ser muy productivos, minimizar nuestros errores, poner todo el empeño posible por intentar llevar todo para adelante, pero pasado un umbral la realidad nos dejará en nuestro sitio, ya que una vez superado ese momento se hace tan pronunciada que nuestra productividad cae (cansancio, frustración), nuestros errores aumentan y donde todo parece escaparse de nuestras manos.

Podría pensarse que el estado ideal es aquel en el que nos encontremos lo más cerca posible de ese límite, sin superarlo, pero tampoco es así. Realmente lo ideal es estar cerca de ese límite cuando realmente es necesario estarlo, cuando realmente podemos optimizar el beneficio (un atleta que quiere competir por ganar una maratón tiene que estar al límite de su capacidad el día de la prueba, probablemente si está al límite un entrenamiento tras otro, falle cuando realmente lo necesite).

Ritmo constante, alcanzando el límite cuando las circunstancias lo requieran, ese es el objetivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: