Archivo

Archivos diarios: marzo 18, 2012

La gestión proactiva pretende adelantarse a los posibles problemas que se pueden producir en un proyecto de desarrollo de software o en el ciclo de vida de un sistema de información lo que implica evaluar riesgos y decidir qué estrategia aplicar a cada uno de ellos en función de la probabilidad de que ocurra, de su impacto, del coste de la contramedida, etc…

Pero no se trata solo de de riesgos, se trata también de actuar contra problemas reales que ya tiene el sistema de información: incidencias recurrentes, mala experiencia de usuario, falta de productividad en el uso de la herramienta, problemas de rendimiento, problemas de seguridad, etc…

Actuar de forma proactiva permite actuar con mayor perspectiva haciendo un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, ya que independientemente de los ajustes que sean necesarios realizar, se trabaja sobre un plan.

La gestión reactiva se basa en dar respuesta a las incidencias, problemas y riesgos conforme van apareciendo y materializando. A nivel de gestión es mucho más simple, se trata de evaluar cuáles son los fuegos que tenemos en cada momento y dirigir los equipos a los focos más problemáticos.

Este modelo de gestión hace que el sistema se encuentre en una permanente crisis, que será más o menos acusada en función de la calidad (o no calidad) del mismo, la importancia del proceso o de los procesos que informatiza y el número de usuarios del sistema.

Si un sistema se encuentra en permanente crisis y no se actúa conforme a un plan que priorice las actuaciones sobre las deficiencias ya existentes, así como otras que pueden ocurrir o que están latentes, la evolución del sistema será muy lenta, con alto coste y con mucho desgaste, a lo que hay que sumar el riesgo de que cuando se actúa de manera desordenada y rápida sobre las incidencias y problemas, puede dar lugar a nuevas incidencias y problemas (efectos colaterales) sobre todo en sistemas con una alta deuda técnica.

Hay una cita de Milt Bryce que alerta sobre el riesgo de los gestores que presentan una orientación reactiva: “Ten cuidado con los ‘bomberos’, son probablemente los principales pirómanos”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.198 seguidores