archivo

Archivos diarios: marzo 19, 2012

La gestión reactiva es mucho más simple, no implica tomar decisiones teniendo en cuenta determinadas hipótesis, basta simplemente con reaccionar aplicando medidas donde parece que existen más problemas.

Digo parece porque en muchos casos los gestores reactivos toman otro camino todavía más fácil que consiste en medir el tamaño del problema por los decibelios de las quejas de los usuarios (todo usuario piensa que sus problemas son los más graves y más urgentes) y por el puesto de la organización de quien se está quejando (que aplican el mismo criterio que los usuarios).

Al final todo se reduce a apagar fuegos, ¿qué valor aporta el gestor?, ¿apretar al máximo a su equipo?, ¿realmente ese debe ser el objetivo de un gestor? (apretar al máximo un equipo no es lo mismo que obtener el máximo rendimiento del mismo, son conceptos totalmente diferentes).