Desarrollo de software. Richard B. Smith. Huir de los caprichos del usuario (y también de los nuestros)

Cuando se está definiendo el alcance de una determinada funcionalidad de un sistema de información (esto es extensible no solo a tareas de desarrollo, se puede aplicar perfectamente al campo de la consultoría) y se despegan los pies del suelo (nos pasa a todos), el usuario puede empezar a pedir que haga cosas que realmente no necesita o que se encuentran demasiado próximas al terreno de la Ciencia Ficción (el famoso botón rojo que automatice todo lo automatizable y más allá) o que seamos nosotros los que añadamos complejidad adicional a dichas especificaciones (o alentamos a los usuarios a ello).

En muchos proyectos se tarda mucho en bajar a un nivel de realidad acorde al mismo, llegándose incluso a necesitar varias iteraciones para alcanzarlo, eso en el mejor de los casos, cuando no implica tirar a la basura todo el trabajo realizado.

Hay una cita de Richard B. Smith que resume de manera muy acertada la pérdida de tiempo (esfuerzo y dinero) que supone no centrarnos en lo relevante y sí en buscar soluciones lo mismo más atractivas técnicamente, pero que complican el desarrollo sin satisfacer las expectativas reales del usuario: “Mis pobres ojos y manos se ponen muy contentas cuando la programación ya se encuentra fuera de la fase ‘Mono con plumas'”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: