Steve Jobs III

Cuando Jobs dejó Apple en 1985, ya había participado en dos hitos muy importantes:

– La puesta en marcha del Apple II. Para muchos el primer ordenador personal tal cual hoy lo concebimos. Aunque hay muchos expertos que no están de acuerdo con esa afirmación, si que es innegable que su aparición fue fundamental para la extensión de la informática personal y fue clave para que IBM pusiera los ojos en este negocio.

– La puesta en marcha del Mac. Realmente este fue el primer proyecto que Jobs consideró como suyo, porque aunque su papel en el Apple II fue muy importante sentía que en su ADN estaban los cromosomas de Steve Wozniak.

El Mac llevó al gran público las investigaciones iniciadas en el Xerox Parc y en las que Jobs tuvo el mérito de vislumbrar que tras ellas se encontraba lo que necesitaban los ordenadores para universalizarse, una interfaz de usuario que permitiera que el gran público accediera a ellos ya que no sería necesario operar con el ordenador a través de línea de comandos. E hizo lo más difícil, convertir su visión en algo real.

Con solo 30 años, ya había conseguido más de los que grandes genios en el mundo del hardware y del software han conseguido jamás. Es cierto que era otra época en la que había todavía mucho terreno fértil por descubrir, pero también es cierto de que no se partían de referencias, lo que hacía que se pudiera considerar a mucha gente de esa época, no solo ingenieros, sino también inventores.

Con solo 30 años era multimillonario, podría haberse retirado o llevar una vida cómoda como consejero o inversor, sin embargo no se dio por satisfecho, quería seguir innovando, quería seguir inventando, quería seguir mejorando el mundo.

Estoy seguro que ese deseo tenía una fuente de motivación importante, como eran sus ganas de demostrar a los que propiciaron su marcha de Apple que él iba a sobrevivirles. Y lo hizo, y volvió para salvar a Apple en 1997 y para seguir haciendo del mundo un lugar mejor (hay muchas formas de ayudar a eso, la tecnología ocupa un lugar importante).

No obstante, esos doce años, no fueron nada fáciles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: