Steve Jobs IV

NeXT fue el reto que se marcó Jobs tras su marcha de Apple, una estación de trabajo orientada al mundo académico. Y decidió hacer lo más difícil, inventar otro ordenador, con otra arquitectura y otro sistema operativo.

Su acabado fue espectacular, su software era de vanguardia. Pero llegó tarde y no pudo encontrar un hueco en el mercado, en eso tuvo también mucho que ver el hecho de que se apostó por el desarrollo del producto pero se dejó de lado el hecho de que el éxito de este tipo de productos no solo viene dado por el acabado y la calidad técnica sino por las aplicaciones que corren sobre él.

NeXT era una máquina de perder dinero, lo que provocó que Jobs tuviera que cerrar la división de hardware y dejar de lado una de sus creencias más firmes, la cual llevó a la práctica con éxito en el pasado y fue la base en que cimentó su futuro éxito en Apple. Esa filosofía se basa en una visión holística del hardware y el software, de manera que no se puede entender el uno sin el otro a la hora de diseñarlos. Al quedarse exclusivamente con la división de software, se rompió ese binomio.

Jobs tenía un gran producto y el sistema operativo NeXTSTEP le abrió de nuevo las puertas de Apple, cuando ésta buscaba renovar el suyo.

Años más tarde la tecnología de NeXTSTEP se incorporó al sistema operativo Mac OS X.

Tim Berners-Lee usó un NeXTcube y NeXTSTEP para desarrollar el primer navegador web y comentó que el software de NeXTSTEP le ayudó y simplificó enormemente ese trabajo.

Apple compró a NeXT, si bien más pareció lo contrario, ya que poco tiempo después Jobs cogió las riendas de la compañía, puso un consejo de administración de confianza y situó en puestos de responsabilidad a algunos de los empleados más destacados de NeXT, como por ejemplo a Jon Rubinstein como responsable del área de hardware y a Avie Tevanian como responsable del área de software.

En la etapa de NeXT, Jobs aprendió a dirigir una compañía, aprendió a enfrentarse por sí solo a crisis, aprendió del fracaso, cualidades que resultaron esenciales en los éxitos conseguidos en su segunda etapa en Apple.

Por cierto, ¿alguien puede imaginar lo que sintió Jobs la mañana en que casi doce años después volvió a Apple?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: