Archivo

Archivos diarios: mayo 15, 2012

Como comenté en el antipatrón “Escuela de traductores” se espera por parte del proveedor que aporte valor a la solución, no por su cuenta, sino enriqueciendo las soluciones que especifican desde el área funcional, así como asesorando, mirando por los intereses del cliente (por encima de los suyos propios).

Se nota mucho cuando un equipo de proyecto incurre en ese antipatrón, un caso concreto lo tenemos en aquellos casos donde los requisitos recogidos no proporcionen una especificación completa de una determinada funcionalidad, donde las culpas siempre se dirigirán al usuario, aunque sean de materias de preescolar de programación o de análisis funcional.

Ahí es donde está la diferencia entre “equipos grandes” y “equipos pequeños” en el desarrollo de software, entre ser de primera división o de tercera, ¿con quién prefieres trabajar tu?.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.196 seguidores