La productividad y la otra mejilla

De poner tantas veces la otra mejilla se termina cansando uno. Que pese a todo no levantes el pie del acelerador, te sigas formando por tu cuenta y sigas poniendo todo el empeño en hacer las cosas lo mejor posible (pese a que veces se tenga más éxito y otras menos) habla bien de uno mismo pero todo tiene un límite.

Si uno va poniendo la otra mejilla es porque como profesional que es, termina anteponiendo el compromiso que se tiene consigo mismo, con sus compañeros y con las personas afectadas por tu trabajo. Ese compromiso es fuerte si se entiende que existen más personas en el mundo que uno mismo (coas que no todo el mundo sabe).

Pero llega un día donde no hay más cara que poner porque en cada golpe se han ido llevando un trozo de la misma.

Uno puede entender que por el bien de tu organización es conveniente hacer sacrificios, más allá del que haces todos los días intentando sacar proyectos complicados adelante, pero lo que uno no entiende es cómo las mismas políticas se aplican a todos, tanto a los que se dejan la piel cada jornada como a los que aprovechan cualquier situación para evadir sus responsabilidades y sus tareas.

Eso de entender a la masa laboral como un ente único es demoledor para la productividad de las organizaciones, esa media aritmética no hace más que empobrecer a la misma. Y todavía peor que eso es cuando las excepciones las encontramos no en quiénes hacen mejor su trabajo sino en quienes tienen mayor o mejor relación con personas clave. Cada vez que sucede esto es como si te golpeasen en la mejilla y sobre la herida te echasen sal y limón.

Ser tratado como si fueras el culpable de todo cuando lo único que has hecho es hacer tu trabajo de la mejor manera posible es muy duro. Más todavía cuando te tratan así por segunda vez y más cuando lo hacen por tercera vez y cuando tienes conciencia de que no será ni la antepenúltima, ni la penúltima, ni la última vez.

Uno puede poner todo de su parte para intentar ser productivo porque además de salir de uno se cree en ello pero la productividad requiere ser alimentada, somos seres humanos y pese a que el mejor reconocimiento es el que se tiene de uno mismo y de los que realmente conocen tu trabajo tenemos necesidades que deben ser cubiertas cada uno en el nivel donde se ponga el listón.

A veces no entiendes nada pese a que en realidad lo entiendas todo.

Anuncios
4 comentarios
  1. Esta es una de las entradas más “personales” que escribes 🙂

    Te diría “ánimo”, pero ese ánimo puede que sólo sirva para aguantar más de lo mismo.

    No estás hablando de tu familia, estás hablando de un trabajo, en el contexto de un mercado, si crees que tienes talento y dicho talento no está siendo aprovechado ni recompensado, estoy seguro de que existen otros lugares (pocos) donde ese talento será bienvenido, promovido y recompensado no por tu cara bonita sino como una ventaja competitiva.

    • jummp dijo:

      He expresado una problemática que desgraciadamente nos pasa a demasiados: nos gusta nuestro trabajo, nos gustan los proyectos en los que estamos trabajando, sentimos que podemos ser útiles pero a la par vemos como la organización funciona a otro ritmo, con otros objetivos (las que lo tengan) y donde los criterios para valorar a las personas están fuera de toda lógica o realidad.

      No ser sensible a ese contexto es difícil porque tienes ojos y oídos. A veces te consigues aislar mejor pero otras veces, cuando estás muy desgastado por tu trabajo, ese muro se cae.

      Para mi lo importante es seguir desarrollándome profesionalmente, intentar ser cada día mejor profesional en un contexto en el que lo que haga sienta que sirve para algo, mientras colme mi sed de esa manera y sienta que puedo seguir mejorando iré saliendo con mayor o menos esfuerzo de estos baches.

  2. Juan dijo:

    Hola, no en vano segun una encuesta de la revista Forbes las 10 profesiones mas odiadas son Director de Tecnología de la Información, Director de Ventas y Marketing, Product Manager, Desarrollador web, Técnico especialista, Técnico de electrónica, Secretario jurídico, Analista de soporte técnico, Maquinista y Gerente de Marketing. ¿Hay algo mas desagradable que no ser valorado o que seas objeto de criticas feroces e injustificadas de cualquier persona de la empresa, incluso de las mas ineficaces e improductivas? Estoy en una situacion parecida y lamentablemente aunque me gusta mi profesion creo que no merere este sacrificio diario y pienso que la terminare abandonando con el tiempo, al contrario que en la mayoria de las profesiones nunca se te reconocera tu ardua labor, mas bien al contrario. Basicamente es muy simple, probablemente nadie en la empresa tiene los conocimientos y experiencia que estas demostrando en este complejo mundo del desarrollo y como dijo hace poco un directivo de la empresa en la que trabajo “esto basicamente son ceros y unos”. Si lo llevas bien no hay problema, pero es una profesion muy exigente y desagradecida.

    • jummp dijo:

      Me parece muy interesante lo que comentas. Sobre esto he hablado con muchos desarrolladores y la mayoría de ellos, si tuvieran la posibilidad buscarían otro destino profesional y los que se mantendrían en la profesión lo harían en unas condiciones diferentes, siendo ellos sus propios jefes o al menos teniendo un margen de maniobra distinto del que actualmente tienen.

      En nuestra profesión el trabajo desgraciadamente no termina cuando salimos por la puerta de nuestra oficina sino que nos acompaña a casa de manera activa o pasiva. Sufrimos desgaste con los clientes, con los proveedores, con los usuarios, con nuestros propios compañeros, esto no es nada fácil de soportar.

      Es cierto que no todos se lo toman de esa manera pero yo, al menos, no dispongo del interruptor de apagado cuando salgo de trabajar.

      Nuestra profesión ha sido culpable en gran parte de esa concepción que tienen los demás de nosotros, si nos hubiéramos respetado más y nos hubiéramos esforzado más por producir productos de mejor calidad mirando más por el cliente que por nosotros probablemente nuestra posición sería diferente, tal vez, no mucho mejor, pero no tan próxima al suelo. A nuestra profesión le ha hecho mucho daño personas que creen que saben de números y desarrollo de software pero que en realidad no saben de ninguna y que lo único que saben es que el proyecto tiene que terminar en verde, pase lo pase y caiga quien caiga.

      Tampoco ayuda nada el hecho de que los responsables de los Departamentos TIC no ocupen un lugar en la dirección de la organización dejándonos siempre a merced del resto de departamentos que no pararán de pedir y exigir independientemente de que tengamos medios o no para poder ofrecer ese nivel de servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: