Sin objetivos: el caos

Cuando en una organización, departamento o equipo de trabajo no existen objetivos, existiendo no se comunican o existiendo y comunicados son papel mojado porque nadie se encarga de medirlos, de hacer que se cumplan y se ignoran, llega el caos.

En esta situación de caos, cada uno hace la guerra por su cuenta y se deja a voluntad del individuo o de equipos concretos tomar decisiones que no solo puedan ser beneficiosas para un proyecto o tarea concreta sino también para otras personas, equipos y la organización. Es cierto que esa voluntad la tienen muchas personas pero también es cierto que otras muchas solo velarán por sus intereses y no solo relacionados con su rol en la organización, sino por sus propios intereses personales.

En el caos, el esfuerzo se fragmenta en diversas direcciones, en muchos casos opuestas y eso impide el progreso de la organización en su conjunto. Se pueden conseguir victorias individuales, tal vez ganar alguna batalla pero tarde o temprano la guerra se perderá ante rivales más organizados o que incluso teniendo tus mismos problemas sean más poderosos que tu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: