Desarrollo de software. Desánimos

Si las cosas no salen como queremos pese a que se pone todo el interés posible para conseguir los objetivos es normal que aparezca la frustración y el desánimo.

Ahora bien, tenemos que ser fuertes para hacerlos desaparecer lo antes posible porque de lo contrario se convertirán en una resistencia más que nos pondrá todo todavía más difícil y dará lugar a nuevas frustraciones y nuevos desánimos, de manera que entramos en un círculo vicioso de difícil salida.

Bajar los brazos supone el primer paso para el fracaso en el proyecto. Si no pones intención y arrojas la toalla no puedes esperar que otro lo haga por ti. Precisamente son en los momentos difíciles donde tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos y si la situación y el proyecto nos termina superando que no sea porque nos hemos dado por vencidos.

Muchas veces estamos más cerca del objetivo de lo que pensamos y sin embargo tenemos la sensación de que cada vez está más lejos. Eso es provocado porque los golpes del presente te hacen perder objetividad ya que te centras en el daño que tienes ahora, lo que te hace mirar hacia ti en lugar de mirar hacia adelante.

Anuncios
1 comentario
  1. Rendirse es el camino al fracaso, a veces hay que escuchar al entorno para encontrar el camino adecuado, pero para esto lo mejor es dejar el individualismo y el ego de lado. Equivocarse es de humanos, todos lo hacemos, pero también somos capaces de corregirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: