archivo

Archivos diarios: octubre 3, 2012

Me parece muy interesante la siguiente reflexión de Dave Thomas: “Queremos que la gente vea el software como algo más orgánico, como algo más maleable y algo con el que tengas que estar preparado para interactuar con él y mejorarlo todo el tiempo”.

Esta reflexión está relacionada con una cita de Andy Hunt y Dave Thomas de su libro “The Pragmatic Programmer”: “En lugar de a la construcción el software se parece más a la jardinería” y en la justificación de dicha afirmación por parte del propio Dave Thomas (traducción libre): “En los jardines existe la suposición de que va a tener un mantenimiento constante. Todo el mundo dice que quiere un jardín que no requiera mucho mantenimiento pero al final es un jardín es algo con lo que siempre estás interactuando bien sea para mejorarlo o mantenerlo”.

Yo también veo el desarrollo de software así. La realidad demuestra que los procesos que se informatizan están en continua evolución, cambian normativas, se quiere buscar una mejora continua, se quiere ser competitivo. Por otro lado el software por sus características es un elemento que puede ser mantenido y mejorado sin necesidad de interrumpir el funcionamiento normal del sistema, incluso cuando se realizan modificaciones radicales sobre el mismo (salvo en aquellos casos donde el cambio en el proceso sea tan abrupto que haga el sistema inútil de la noche a la mañana, cosa que si bien puede pasar, no es lo más frecuente).

El software va a requerir mantenimiento (o mejor dicho, evolución), por ese motivo hay que pensar en tiempo de desarrollo la estrategia más adecuada para reducir la necesidad y los costes de mantenimiento. Desarrollar dejando eso en segundo plano después cuesta mucho dinero y problemas.