archivo

Archivos diarios: octubre 21, 2012

Hace poco un amigo me contó que tuvo que hacer una recopilación de documentación de un proyecto de tamaño medio/alto donde gran parte de la misma tenía una antigüedad de entre dos y tres años.

Me dijo que le resultó desolador comprobar como cientos y cientos de páginas tenían una utilidad nula en el presente y como tantas y tantas horas de esfuerzo dieron lugar a un sistema de información que se encontraba a años luz de las expectativas que tenían puestas los usuarios. ¿Qué hubiera pasado si ese esfuerzo se hubiera enfocado en otras actividades que hubieran resultado de mayor utilidad?.

Como mínimo es algo que merece una reflexión, por un lado para saber si merece la pena perder mucho tiempo en aspectos formales de documentación que poco después probablemente no sirva, para llegar a la conclusión de que solo hay que documentar lo que de verdad pueda proporcionar valor al proyecto (y nada más) y para demostrar que una documentación aparentemente buena no tiene por qué dirigirnos hacia un sistema exitoso.