Desarrollo de software. Si el usuario no colabora lo mejor es rescindir el contrato o cerrar el proyecto

El producto que desarrollamos no es para nosotros (no suele serlo) sino que es para los usuarios del mismo. Olvidamos en demasiadas ocasiones algo tan simple y después nos genera muchos problemas ya que el producto no tiene que ser a nuestro gusto sino a gusto de quien lo va a utilizar.

Si el usuario no interviene de manera continua en el desarrollo, si lo hace con desgana o como su octava prioridad tenemos un problema y lo tenemos sea cual sea el enfoque utilizado en el proyecto. Si el usuario no quiere poco más podemos hacer nosotros.

En este tipo de circunstancias lo mejor sería rescindir el contrato o dar por terminado el proyecto y no invertir más esfuerzo en algo que probablemente no vaya a dar buenos resultados. Lo mismo acertamos y hacemos un producto decente y que se adapta a las necesidades del usuario pero ¿qué probabilidades hay que muestre el suficiente interés como para utilizarlo si no siquiera a mostrado interés en su desarrollo?.

Sin embargo los intereses del proveedor (hemos firmado un contrato por X euros y no nos vamos a conformar con quedarnos con X/4) y de los del cliente (ya hemos gastado X/4, ¿cómo justifico este gasto?) hace que pocas veces se decida parar con el proyecto.

Y esto pese a que el proveedor terminará perdiendo dinero ya que siempre habrá un problema nuevo reportado u ocasionado por el usuario en diferentes etapas del desarrollo que dará lugar a parones, a tirar y a volver a desarrollar parte de la aplicación, etc… (esto no lo considero feedback ya que para que sea entendido así debe realizarse con intención de evolucionar el producto y no con la intención de “boicotear” el proyecto) y pese al desgaste en las relaciones entre las partes porque este tipo de usuarios tiene la tendencia de echar la culpa al equipo de desarrollo y el cliente (salvo honrosas excepciones) tiende a defender a los suyos (incluso sabiendo que no tienen razón).

Y esto pese a que también el cliente perderá dinero ya que el gasto se terminará gastando X (en gastos directos con el proveedor) más otra cantidad por los propios gastos internos que ocasionará el proyecto (y probablemente se termine incluso pagando más al proveedor para realizar tareas de mantenimiento de un producto que nunca terminará de arrancar). Si al final el producto fuera un éxito podríamos pensar que bueno, tarde o temprano amortizaremos la inversión, sin embargo no será así, difícilmente será así porque el producto ha seguido una línea de desarrollo en la que el usuario no ha mostrado un interés real en que se construya un sistema que resuelva de manera adecuada y eficiente el proceso o procesos que se querían informatizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: