Desarrollo de software. Antipatrón. Generadores de resistencias

En el transcurso de un proyecto de desarrollo de software se van generando resistencias que pueden ser de distinta naturaleza: técnicas (deuda técnica, desviaciones funcionales, derivadas de la tecnología y/o arquitectura a utilizar…), relacionadas con el contexto (requisitos cambiantes, falta de estabilidad en el equipo de desarrollo o el área usuaria…), relacionadas con las personas (conflictos entre individuos, entre personas, con la organización, baja motivación, baja productividad…), relacionadas con la gestión (saturación de trabajo por parte de componentes del equipo, mala selección de prioridades, mala gestión del equipo, del proyecto, de las expectativas…), etc…

A todo lo anterior habría que sumar resistencias que pueden existir desde la etapa de estimación del proyecto cuando los errores en los costes (sobre todo) y en los plazos pueden poner de entrada muy cuesta arriba los objetivos marcados en cuanto a alcance y calidad (que ya de por sí es complicado debido a la dificultad de encuadrar el cumplimiento de la agenda y la ganancia de valor del producto).

A mayor resistencia más dificultad, a mayor resistencia más dificultad para eliminar resistencia, a más resistencia menos atención podremos dedicar a las tareas de desarrollo.

Nos encontramos con generadores de resistencias cuando en el proyecto participan personas que, sin estar en el día a día del mismo, tienen poder de influencia o decisión, de manera que en lugar de intentar mostrar su apoyo para reducir resistencias, dejan a un lado la situación en la que se encuentran los trabajos y tratan de imponer criterios que no hacen más que abrir nuevos frentes o desviar esfuerzo y atención en tareas que no son necesarias o prioritarias en este momento.

Los generadores de resistencias son recurrentes, lo seguirán haciendo en este proyecto y en cualquier otro proyecto en los que tengan influencia.

¿Cómo podemos contrarrestarlo? Como va a ser muy complicado esquivarlos mi recomendación es hacer justamente lo contrario, hacerlos más partícipes en el proyecto, dándoles más información e intentando que vean tanto los aspectos positivos como los negativos desde más cerca. De esta forma el proyecto será más suyo, se atenuará el deseo de estar poniendo su impronta cada vez que tienen ocasión, son más conscientes de los problemas y se sentirán más respetados.

Anuncios
1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: