Desarrollo de software. Antipatrón. Organización sin objetivos

Cuando una organización no deja claro cuáles son sus objetivos, ya sea porque se da por hecho o porque simplemente no existe un rumbo, se tiende a que cada departamento se convierta en un reino independiente.

Esto no es algo anecdótico sino que pasa en una gran cantidad de organizaciones. No se deben escatimar esfuerzos para dejar claro al conjunto de personas que forman parte de ella cuáles son los objetivos y prioridades que se tienen (algunos de ellos pueden ser estables y otros que aparecen o desaparecen en función del contexto), si hay que pecar que sea por exceso (hasta que el mantra se recite de memoria) y a la hora de resolver conflictos entre personas o departamentos debe ser un elemento de referencia.

Todos los departamentos son importantes porque si no lo fueran no tendría razón su existencia pero cada uno debe conocer cuál es su sitio y su rol dentro de la organización. Cuando los departamentos tienen definidos objetivos pero no existen objetivos a nivel de la organización, se centrarán en resolver sus problemas en base a sus reglas, que tal vez choquen frontalmente con las necesidades reales de la entidad, ya que pueden paralizar proyectos o líneas de actuación, con su consiguiente coste económico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: