Desarrollo de software. Antipatrón. Estrellas nacientes

Es necesario saber gestionar de manera adecuada el trabajo y carrera profesional dentro de la organización de personas con talento y potencial pero a los que todavía les falta experiencia.

Este antipatrón se produce cuando la organización bien directamente o presionado por estas estrellas nacientes, decide saltarse etapas de crecimiento y les empieza a asignar responsabilidades y proyectos para los que todavía no están preparados.

Este asunto es controvertido y hay opiniones para todos los gustos. Desde mi punto de vista la promoción profesional depende de cada persona, entiendo y respecto que las organizaciones establezcan unos itinerarios, pero los límites reales deben fijarse en lo que el trabajador puede dar en ese momento, ni más, ni menos.

A veces quedamos impresionados por las habilidades técnicas de un desarrollador y se entiende que ya tienen todo lo que se necesita para saldar sus proyectos con éxito, eso es un error. Si algo nos caracteriza es que somos mejores cuanto más nos curtimos (si realmente tenemos un espíritu crítico), la calidad individual es algo importante pero no puede suplir la experiencia (hablo de experiencia real, cuantificada en la naturaleza de los proyectos en los que se ha trabajado y de la implicación que se ha tenido en ellos, y no de simple permanencia en un puesto de trabajo o en un rol determinado).

También es importante respetar al resto de personas, que sin tener tanto talento (o sí, pero que por algún motivo no sale a la luz) se dejan la piel por sacar su trabajo adelante y además consiguen buenos resultados. Nadie va a discutir que cada cierto tiempo salga un talento y tenga una carrera meteórica, si realmente ha justificado con resultados (y comportamiento) su proyección.

Lo que sí se va a discutir es que cada vez que salga alguien por encima de la media salte por encima de los demás, porque nadie cree y de hecho los resultados lo demostrarán, que todos ellos lo hagan mejor que el resto. Hay pocas cosas que desmotiven más que la falta de justicia en el reconocimiento de méritos y no porque se necesiten medallitas o palmaditas en la espalda, sino porque todos queremos progresar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: