archivo

Archivos diarios: enero 31, 2013

Un error muy frecuente es no prever un nivel de servicio en la garantía. Esto es muy problemático principalmente en los enfoques en cascada donde todo se juega a una carta, ya que por mucho testing que se haga, sabemos que habrá incidencias que lleguen a producción, muchas de las cuales no se detectarán hasta que el producto se esté utilizando de manera efectiva, algo que no ocurre necesariamente tras el paso a producción.

Al proveedor hay que entenderle ya que tras cerrarse el objeto de contrato necesita volver a asignar tareas facturables a los componentes del equipo de proyecto. También hay que entender al cliente que querrá que esas incidencias se corrijan en un tiempo razonable, ya que algunas de ellas podrían afectar a las funcionalidades más críticas del sistema.

Lo que suele pasar es que el proveedor se hará cargo de sus responsabilidades contractuales (no sin protestar o sin poner trabas en algún caso) pero los tiempos de respuesta no serán, generalmente, buenos, porque dedicará pocas personas a este trabajo, las cuales a su vez estarán asignadas a otro proyecto o proyectos.