Desarrollo de software. Antipatrón. Al servicio de Pareto

La regla del 80-20 o principio de Pareto es peligrosa si nos dejamos contagiar por el optimismo que nos trae un progreso rápido en el desarrollo del producto.

No debemos olvidar que el avance es rápido porque no es necesario que se cierren todos los detalles y porque tareas problemáticas o que no terminan de salirnos se terminan dejando para más adelante.

Cuando crees que ya tienes casi todo y te olvidas de que todavía te queda mucho trabajo por hacer, corres el riesgo de caer en este antipatrón.

¿Cuándo surge? En el momento en que se pierde la tensión por parte del equipo (o del área usuaria) y/o cuando se decide dedicar menos esfuerzo al proyecto (porque, al fin y al cabo, está casi listo).

La consecuencia suele hacer mucho daño, porque ese 20% de ejecución restante se termina eternizando, requiriendo mucho más esfuerzo y afectando a las relaciones entre desarrolladores y usuarios, ya que la frustración será cada vez más evidente y las expectativas de cliente y proveedor cada vez estarán más lejos.

Anuncios
1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: