Desarrollo de software. Modelos predictivos o cómo gestionar el desgaste V

Lo importante realmente en la predisposición a modificar la agenda, ahí es donde está la clave de todo esto. Esa predisposición supone haber entendido la incertidumbre del desarrollo de software y la necesidad de adaptarse al cambio y a los nuevos contextos que surjan durante su ejecución.

Sin embargo, son muchos años aplicando la filosofía de la llave en mano, de la gestión de agendas, de ciclo de vida clásico, de pensar que un proyecto de desarrollo de software es solo proceso y que no tiene por qué verse afectado por su contexto. Respeto ese cuerpo de conocimiento ya que supuso el primer intento de crear un orden dentro del caos y tuvieron un cierto éxito en comparación con el estado del arte anterior en el que sencillamente los proyectos, por regla general, no se gestionaban.

Pero tampoco supusieron la solución definitiva, solo un primer avance, sin embargo muchas organizaciones, muchos profesionales de reconocido prestigio creyeron ver ahí la solución a la ejecución de los proyectos software. El tiempo vino a demostrar que no, como tal vez el tiempo venga a demostrar que los enfoques ágiles tampoco lo son, sino una siguiente aproximación a otro modelo que permita obtener mejores resultados.

En cualquier caso y sea cual sea el enfoque a aplicar, lo realmente importante es el valor del producto y considerar la agenda como algo inamovible es atentar precisamente contra ese principio.

Recomiendo la lectura, si no lo habéis hecho ya a esta serie de artículos que si bien están orientados a los enfoques iterativos incrementales tratan, en esencia, de este mismo problema:

La (difícil) convivencia entre el enfoque iterativo incremental y el cumplimiento de agendas: Parte I, Parte II y Parte III.

La gestión de una agenda con falta de flexibilidad en sus parámetros supone no la gestión del proyecto en sí, sino la gestión del desgaste en las relaciones entre los diversos participantes, las cuales se irán deteriorando conforme vaya avanzando el proyecto porque no se terminarán de llegar a acuerdos que sean satisfactorios para ambas partes. La gestión del desgaste tratará de buscar puntos de equilibrio en ese caos en el que se habrá convertido la situación, con el objetivo de intentar exprimir al máximo un fruto al que prácticamente no le queda jugo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: