archivo

Archivos diarios: marzo 20, 2013

Para Alistair Cockburn: “Cada equipo de proyecto debería tener como objetivo reducir el coste total de energía necesario para detectar y transferir ideas”.

Comparto absolutamente esa reflexión. Un equipo que comparte información, la buena y la mala, que conoce lo que está pasando, los objetivos del proyecto y el contexto es un equipo que comprenderá mejor las decisiones que se toman y funcionará más como conjunto que como individualidades.

Si la información no llega, surgirán los malos entendidos, mucha de ella vendrá sesgada (que es casi peor que el hecho de que no llegue), provocará distracciones y distanciamiento entre los miembros del equipo y/o entre el propio equipo y el resto de la organización.

Es importante que todos, absolutamente todos los miembros del equipo tengan acceso a la información del estado actual del proyecto y de los problemas que hay.

¿Qué aporta el oscurantismo?, ¿qué aporta ofrecer solo información interesada?, ¿qué aporta que solo unos cuantos elegidos conozcan la realidad del proyecto? Nada.

Cuando el sistema no tiene todavía demasiada entidad y los plazos son relativamente poco importantes se tiende en muchos casos a liberar pronto (buena práctica) pero sin tener excesivo cuidado con la arquitectura y el código.

Es cierto que se asocia esta dinámica al uso de metodologías ágiles pero no tiene nada que ver con el enfoque que se utilice, depende del desarrollador y de su capacidad de analizar las consecuencias de determinadas actuaciones a medio y largo plazo. De hecho con enfoques iterativos incrementales este tipo de problemas saldrán antes a la luz.

Si conforme va creciendo la aplicación se sigue en esa dinámica llegará un momento donde en lugar de tener la deuda técnica bajo control será ella quien te domine a ti.

Ese instante llegará y los costes y velocidad seguirán direcciones opuestas y cada puesta en producción será como una película de suspense por la elevada probabilidad de que se produzcan efectos colaterales.

La competencia es muy dura, si no eres capaz de dar un buen servicio los clientes buscarán otras opciones (imagina que un error en una nueva versión de un servicio que proporcionas a varios clientes les impide trabajar de manera adecuada una jornada entera de trabajo o les haces perder información), si hay un cambio de tendencia en el mercado y llegas tarde, será complicado volver a recuperar tu espacio.