archivo

Archivos diarios: marzo 21, 2013

“Tenemos todos nuestros procesos perfectamente especificados y detallados, en los que incluso se describen casos de uso para que sea más fácil de entender su aplicación en circunstancias reales, por tanto, si se siguen de manera adecuada el proyecto será un éxito y además la organización podrá obtener del mismo información que favorezca la mejora continua del mismo proceso de desarrollo de software”.

Como slogan publicitario viste bien, pero realmente lo importante no es lo bien que esté detallado el proceso sino que realmente sirva para algo. Los procesos no se deben medir por su peso sino por su calidad.

En el mundo del desarrollo de software cuando tenemos procesos de esas características generalmente no suelen ser buenos porque su rigidez impide ser ágil o, viéndolo de otra manera, lo que es lo mismo serían buenos en un contexto estable y para proyectos que tengan una serie de elementos repetibles.

Insisto, no es un asunto de procesos sí o procesos no, sino de que los que hayan realmente aporten y no supongan un freno real a los proyectos.