Mary Poppendieck. No se trata solo de buenos deseos

No es malo, antes al contrario, es muy positivo tener buenos deseos, ya que supone una declaración de intenciones. El problema lo tenemos cuando las intenciones se quedan solo en palabras, algo que todos sabemos se produce con demasiada frecuencia.

Es fácil hablar y escribir, mucho más difícil actuar.

Para Mary Poppendieck: “Un enfoque disciplinado para la resolución de problemas hace que un equipo pase de los buenos deseos a los nuevos conocimientos a las contramedidas específicas y los resultados permanentes”.

Y es cierto que la actuación requiere disciplina pero también determinación, mucha determinación.

Muchos proyectos fracasan por la falta de determinación y disciplina, perdidos en un sinfín de reuniones, en papeles mareados entre las partes u olvidados como adjuntos en correos electrónicos y en discursos teóricos que pretenden conquistar el mundo pero que tienen menos fondo que una caja de cerillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: