Los usuarios son el eslabón débil de los enfoques clásico y ágil

Ambos enfoques tienen en común las personas y en ambos juega un papel esencial el responsable funcional, product owner, área usuaria o como lo queramos llamar, en función de como esté organizado el proyecto y la metodología o estrategia utilizada.

Da igual cómo trates de enfocarlo, da igual que tengas grandes técnicos ya que si el usuario no colabora lo más probable es que la partida esté perdida. Es cierto que queda algún as en la manga, como que haya en el equipo personas con un gran conocimiento del negocio y de la organización y/o que haya algún sistema previo o en otra organización que pueda servir de referencia y se acierte.

No obstante la realidad es que resulta muy complicado acertar de esa manera porque se está trabajando a ciegas, sin recibir un feedback adecuado que permita ir perfilando los resultados.

Generalmente se suele tirar hacia adelante y con las especificaciones que se han podido obtener tratar de conseguir unos resultados: el proveedor quiere facturar y el cliente justificar la inversión realizada (sobre todo cuando ya se ha invertido un porcentaje más o menos significativo del presupuesto).

En este contexto suelen perder los dos y si gana uno es en detrimento claro del otro.

Si gana el cliente es porque al final hay un producto que puede satisfacer sus expectativas y si se llega a eso, tras un inicio nefasto y si no se ha invertido más dinero es porque el proveedor ha terminado tragándose todo el problema, convirtiéndose el proyecto en un agujero sin fondo, que nunca acaba y que solo ocasiona pérdida tras pérdida.

Si gana el proveedor es porque todos asumen que lo importante es conseguir un producto final, quedando en un aspecto secundario que realmente satisfaga las expectativas. No digo que no se quieran obtener buenos resultados, solo quiero decir que llegado el momento, muchos implicados querrán salvar los muebles y verán como única salida llegar a entregar algo.

En estas situaciones, la mejor salida, si no se consigue revertir el problema de la falta de implicación del usuario y no se asume el coste (ya sea inyectando más presupuesto o reduciendo el alcance), es asumir lo que hay y cerrar el proyecto.

Poco importa el enfoque si el destinatario de la aplicación no pone el interés o la dedicación necesaria al servicio del proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: