Yamamoto Tsunetomo. No olvidemos los detalles

Los detalles pueden parecer insignificantes. Pero la suma de pequeños detalles sí que terminan teniendo importancia.

Y ese es el problema de muchas organizaciones, que se centran en unos objetivos generales y enfocan su atención en conseguirlos, mirando solo hacia ellos y olvidando o dejando de lado, tareas, gestos, oportunidades, detalles al fin y al cabo, que tal vez no los considere importantes (otra cosa es que sí lo sean), pero que tarde o temprano terminan pasando factura.

Yamamoto Tsunetomo en el Hagakure consideraba que: “Si una alberga seguridad en sus cimientos, no se verá aquejado por pequeños detalles o asuntos imprevistos. Pero, al final, los detalles de todo asunto son importantes. El acierto o el error en nuestra forma de proceder se encuentra en los asuntos más triviales”.

Sobre unas bases sólidas preparadas para el cambio, los imprevistos hacen menos daño, pero su acumulación, junto a esos fallos y detalles que se consideran poco importantes y junto a esas decisiones incómodas que no se toman o se aplazan indefinidamente porque la situación actual permite no tener que tomarlas, pueden terminar haciendo la grieta lo suficientemente grande como para poner en riesgo que el barco siga a flote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: