La agilidad y el alcance I

El triángulo de hierro: alcance, coste y plazos, determina unas condiciones de partida para el proyecto basadas en la mayoría de los casos en hipótesis realizadas con un gran desconocimiento sobre el sistema que se va a realizar, estando además, condicionadas por el hecho de que el área usuaria va a tratar de que se abarque el mayor alcance, con el menor coste posible.

Después el proyecto evoluciona y nos iremos dando cuenta de cómo la estimación inicial ha fallado (y por mucho) y el alcance varía porque conforme el usuario vea materializada sus ideas, le surgirán otras nuevas, se dará cuenta de que determinadas funcionalidades ya implementadas son mejorables y que también se ha equivocado en otras, provocando que se tengan que modificar sensiblemente o reconstruirlas.

Y no solo eso, habrá riesgos que impacten y que supongan una resistencia al desarrollo, cambios de rumbo en el proyecto, etc… y todos ellos provocarán que sea necesario modificar alguno de los vertices del triángulo de hierro porque seguir creyendo en su foto inicial es engañarnos.

¿Cómo poder actuar contra esto? Trabajando sobre el alcance y gestionando las expectativas. Estas dos variables se tienen que modular a la realidad del proyecto y subordinarse al estado económico real en cada momento (costes) y a los plazos que se definan.

De esta forma podemos trabajar sobre unas condiciones de partida de tiempo y presupuesto y haciendo una estimación del alcance que se pretende.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: