archivo

Archivos diarios: junio 13, 2013

No debemos olvidar que el fin último para el que estamos trabajando no es otro que el de conseguir productos que satisfagan las expectativas de los usuarios y que sean mantenibles, por lo que no puedo entender el aseguramiento de la calidad si no se colabora en la selección y aplicación de los casos de prueba que permitan verificar el cumplimiento de las expectativas, si no se tratan de establecer medidas que permitan mantener la deuda técnica bajo control y no se mejoran las técnicas de testing que se están utilizando con el objeto de automatizarlas en lo posible y detectar defectos cuanto antes.

Por tanto, sobre un proceso sostenible (adecuado a la realidad), la realización de una serie de actividades que permitan que el desarrollo sea más efectivo, que la respuesta a los defectos sea lo más rápida posible y como consecuencia de todo lo anterior conseguir un mejor aprovechamiento del esfuerzo (más productividad).

Si el QA tiene en cuenta esto sí que resulta realmente positivo para el proyecto y además es mucho más efectivo porque las tareas se realizan desde un conocimiento de la realidad del proyecto, de su contexto y del negocio.

Si el QA solo mira el proceso, se está perdiendo lo más importante.

Tanto el respeto al proceso como la aplicación de determinadas prácticas son elementos instrumentales o de apoyo, no lo olvidemos. El desarrollo de software es mucho más complicado que todo eso porque no debemos olvidar el propósito del proyecto que no es otro que satisfacer un conjunto de expectativas y necesidades y si eso no se consigue, habremos fracasado, en mayor o menor medida, pero fracasado.