Demasiado adaptado, difícil adaptación

Comentaba Séneca que: “Un barco que parecería grande en el río, sería muy pequeño en plena mar”.

Si te encuentras muy adaptado a un contexto es probable que tengas éxito en él porque te sabrás manejar mucho mejor que otros o que gran parte de tu competencia.

Pero todos sabemos, que los contextos varían tarde o temprano y que cuando tu mercado se encuentra con otras soluciones o ideas y/o su situación económica ha cambiado, se abre a un nuevo entorno, en el que otros tienen opciones y en el que se encontrarán más adaptados que tu organización o que tú, si no se ha sabido reaccionar a tiempo o simplemente no se ha querido reaccionar por considerar que la posición de partida era tan fuerte que la hacían inmune a cualquier cambio o movimiento que se pudiera producir.

Cuando se resquebraja la estructura y estrategias que tenías para un contexto que dominabas, es cuando descubres que efectivamente eras grande, dominante en él, y que ahora, en realidad, eres mucho más pequeño porque te has dado cuenta que en el horizonte tras tu isla, hay todo un océano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: