Desarrollo de software. Cuando tu palabra vale algo

Recuerdo cuando un responsable funcional nos comentaba que no estaba conforme con la solución que habíamos aplicado a una historia de usuario. Y tenía razón, pensábamos que la tecnología permitía hacer lo que él quería pero cuando llegó el momento de hacerlo nos dimos cuenta que no y que buscar otra solución no daba tiempo dentro del marco del sprint.

El responsable funcional insistía en que había que buscar una solución y esto estaba generando una presión importante en el equipo que era conveniente tratar, con el objeto de que no se perdiera el enfoque en el resto de tareas que había que terminar. Hablé con él y llegamos al acuerdo de que se le iba a proporcionar una alternativa en la siguiente iteración, quedó conforme porque me comprometí a ello.

Y el mérito no es mío, el mérito es de todas las personas que trabajan conmigo y que han conseguido ganarse su confianza, sin ellos mis palabras estarían vacías. Con un ambiente así, se trabaja de otra manera.

Esto es consigue gestionando adecuadamente las expectativas, cumpliendo compromisos y siendo transparente. Puede parecer fácil, pero generalmente poca gente cumple sus compromisos y, todavía menos, es transparente.

Cuando se cumple compromisos es más factible que se te perdonen errores que te impiden precisamente cumplir con todas las tareas comprometidas en un sprint. Si eso se repitiera en el tiempo, por mucho interés y esfuerzo que se ponga, la confianza empezaría a disminuir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: