Los enfoques ágiles requieren más intensidad

Quien piense que desarrollar con metodologías ágiles es más tranquilo o más sencillo, está totalmente equivocado, bien porque no sabe realmente qué es esto o porque los proyectos en los que ha participado o seguido y en los que teóricamente se aplican principios y prácticas ágiles no lo son en realidad.

Si hay algo que caracteriza a los desarrollos aǵiles es la intensidad. ¿Cómo si no se puede sacar cada poco tiempo una versión del producto potencialmente dispuesta para pasarse a producción?. Esto solo se consigue si todas las partes: desarrolladores, usuarios y restos de implicados participan con gran implicación en el proceso de desarrollo.

Si te duermes no cumples los compromisos.

A cambio de eso encuentras otras satisfacciones como el hecho de que se valore más el trabajo de las personas, la comunicación e interacción entre las mismas y el concepto de equipo (hay de todo, pero si las personas y el producto no son el centro de todo, estaremos hablando de metodologías ágiles pero no de agilidad real), la posibilidad de autogestionar tu trabajo y algo muy importante, ver como poco a poco vas construyendo un producto que sabes que va a resultar de utilidad y que no se va a quedar en una rama perdida en el sistema de gestión de versiones.

Los enfoques clásicos son mucho más irregulares en ritmo y si no hay premura en los plazos tienden a eternizarse, esto se hace más evidente en el desarrollo de grandes sistemas de información que parece que no terminan de ponerse en producción nunca y no es raro encontrarnos con sistemas que llevan más de dos o tres años de desarrollo (incluso con exigencia) y que no terminan de rematarse, algo que no es, en absoluto, una buena señal, porque se pondrá en marcha una aplicación mastodóntica sobre la que se tendrán que realizar ajustes, siendo el número de ellos proporcional a su tamaño y complejidad.

Se asocia ágil a desorganizado, a improvisación y no es así, si así fuera sería impensable tratar de cumplir unos compromisos cada poco tiempo. Muchas veces lo que parece organizado por el simple hecho de tener definidos ciertos entregables no es más que una fachada que esconde una gestión caótica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: