Proyectos, retrospectiva, perspectiva y prospectiva

Decía Heráclito que: “Nada es permanente a excepción del cambio”.

Tenlo siempre presente en los proyectos de desarrollo de software, de ahí la necesidad de ir realizando ajustes y evaluarlos en base a una evolución (los últimos trabajos o sprints realizados) que viene a ser lo que seria la retrospectiva. Ésta tiene como referencia las personas y el proyecto.

La adaptación al cambio no solo se debe realizar mirando para atrás, sino también debe considerar el presente y lo próximo que nos vamos a encontrar (lo que podemos analizar más objetivamente), la perspectiva y lo que puede suceder más adelante, las prospectiva.

En los proyectos es muy frecuente encontrarnos con que se obvia la retrospectiva confiando en que el método por sí solo, sin tener en cuenta la efectividad que está proporcionando, será uno de los instrumentos (el principal) que permitirá conseguir unos resultados satisfactorio.

Pero lo más curioso es encontrarnos también con que se obvia la perspectiva, lo que está pasando. Esto es así porque no se quiere hacer el esfuerzo de levantar la cabeza y ver lo que está sucediendo. Es cierto que el conocimiento y la experiencia permiten detectar riesgos en situaciones no tan evidentes pero también lo es que resulta mucho más complicado hacerlo si no se intenta y simplemente nos dejamos ir por los continuos fuegos que salen en los proyectos o por no querer hacer ese esfuerzo adicional.

Recordemos también que la perspectiva es diferente en cada individuo por lo que no está de más contar con todas aquellas opiniones que puedan proporcionar valor.

La prospectiva es más complicada. Cuanto más nos alejemos del presente más nos encontraremos en el marco de la hipótesis y es ahí donde las experiencias pasadas y nuestra lectura del contexto dentro y fuera del proyecto pueden marcar la diferencia.

En resumen la adaptación al cambio requiere mirar hacia detrás y hacia adelante sin olvidar el presente (es más, en los proyectos es lo más importante, es el ahora, donde tenemos la capacidad de tomar decisiones que a corto, medio y/o largo plazo puedan permitir realizar cambios que permitan conseguir nuestros objetivos).

Lo que sí es seguro, como decía Heráclito, que el cambio llegará y mejor que estés preparado para adelantarte a él y/o reaccionar cuanto antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: