La incorporación de la maqueta o del prototipo a la versión del producto

Cuando se está trabajando en el refinamiento de la pila de producto (en paralelo al desarrollo de un sprint), una herramienta muy útil para definir con más detalle una historia de usuario es la utilización de maquetas o prototipos estáticos o dinámicos que permitan a los desarrolladores comprender mejor una determinada funcionalidad y a los responsables funcionales o product owners ver materializadas (de manera más o menos simplistas) esas ideas abstractas que tienen en la cabeza.

Sin embargo, llegados a un punto, continuar trabajando con esos prototipos para seguir perfilando una funcionalidad puede llegar a convertirse en esfuerzo invertido en vano, ya que el feedback que se obtiene deja de resultar significativo.

¿Cuándo se llega a ese punto? Cuando prácticamente no se obtiene un feedback de lo funcional y sí del diseño pero ya en aspectos poco significativos (de aquellos que hoy te dicen una cosa, mañana otra y pasado todo lo contrario).

En ese momento es fundamental, que el siguiente feedback se obtenga sobre la funcionalidad ya implementada sobre una versión del producto en el sprint en que se decida llevarla a cabo.

Feedback, sí, siempre que se pueda, pero con intención y fundamento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: