John Maynard Keynes. Satisfacción del cliente

Una empresa se crea para ganar dinero por lo que mirarse continuamente al ombligo viene de serie con cada una de ellas.

Pero no se gana dinero sin clientes.

Muchos gestores no sé si por comodidad o porque entienden que su carrera profesional depende de ello(cuando no el mantenimiento de su puesto de trabajo), tienden a mirar más hacia dentro, hacia lo que son las estructuras de la propia organización que a los clientes.

De esta forma se trata de tener contentos a los jefes o a la dirección quedando en un segundo plano la satisfacción del cliente.

A esta política contribuyó mucho, cuando en época de vacas gordas, era relativamente sencillo encontrar clientes y los presupuestos de los contratos no estaban tan ajustados como en la actualidad. Se buscaban beneficios lo más explosivos posibles y no perder bajo ningún concepto, ¿que el cliente se siente insatisfecho y ya no quiere trabajar con nosotros? Hay otros muchos más.

Ya en esa época este tipo de gestión era errónea, en la actualidad es nociva.

Recordemos la siguiente cita de John Maynard Keynes (traducción libre):”El propósito último de toda producción es satisfacer al cliente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: