archivo

Archivos diarios: octubre 21, 2013

Cuando las personas que tienen mayor poder de decisión en las organizaciones y en los proyectos tomen conciencia real de todo esto, mejorarán los resultados. Quienes lo han hecho ya llevan ventaja sobre el resto.

Las personas son las que realmente sacan adelante los proyectos, las herramientas, frameworks y metodologías si son las adecuadas, ayudan, pero son accesorias ante la relevancia de las personas.

Se requiere actitud, aptitud, motivación, entender que se trabaja en equipo y una visión más panorámica, cada desarrollador tiene una proporción de cada una de ellas y su misión como profesional es seguir evolucionando y la misión de un gestor es proporcionar las condiciones adecuadas para que puedan seguir creciendo y sacar el máximo provecho posible a su potencial en cada momento y atendiendo a las circunstancias.

También el gestor debe saber calibrar qué personas son las que comparten los valores que entienden que son adecuados para la organización, el hecho de que los desarrolladores sean considerados personas no quiere decir que no tengan y no se les exijan responsabilidades, como de igual manera se tiene que premiar a aquellos que obtienen resultados y/o contribuyen al crecimiento de la organización.

La propia palabra recurso equipara, aún sin querer, a la persona con un objeto, el cual, independientemente de las condiciones, no varía su estado. Sin embargo, las personas están llenas de emociones y se ven afectadas por sus propias circunstancias personales. Esto es muy importante tenerlo en cuenta a la hora de gestionar y es una diferencia sustancial con lo que se considera un recurso.