Miyamoto Musashi. Resentimientos, quejas y otras formas de perder el enfoque

Para Miyamoto Musashi: “El resentimiento y la queja no son apropiadas ni para uno mismo ni para los demás”. Son negativas porque nos hacen perder mucha energía y tiempo, además de restarnos concentración y desviar nuestro enfoque a otros lugares o situaciones. Afectan directamente a nuestra productividad y a la calidad de nuestro trabajo.

Pero somos humanos, estamos llenos de emociones, resulta muy complicado ponerle freno al resentimiento o evitar la protesta cuando entendemos que hay una situación que no es justa.

¿Qué hacemos?, ¿es la solución guardarlo todo dentro? No lo es porque si lo haces terminarás minimizándote como persona y perdiendo confianza, lo que a su vez y a la larga dan lugar a otro tipo de problemas.

Lo primero que hay que hacer es evitar las reacciones en caliente porque nos restan objetividad y porque nuestra respuesta será de máxima intensidad y probablemente nos arrepintamos de eso. No es fácil. Quiero matizar que sí que se puede tratar el problema sobre la marcha, pero si sabes o eres consciente de que tratarlo en ese momento se puede escapar de las manos, lo mejor será esperar un poco.

En frío, habrá circunstancias que directamente dejemos de lado porque tras nuestra reflexión y con el paso del tiempo habrán perdido importancia. Otras no, incluso es posible que todavía nos molesten más.

El siguiente paso debería ser analizar la situación desde un punto de vista profesional (entendiendo lo que es nuestro negocio y nuestro entorno, porque de esta forma habremos situado el problema en su contexto adecuado) y pensar si existe alguna manera de darle una solución ya que lo mismo con una conversación o con un café es suficiente. Tratar de arreglarlo es lo mejor, porque en la mayoría de los casos se hace borrón y cuenta nueva.

Si no es posible arreglarlo y necesitas desahogarte, hazlo, pero ten prudencia con quien lo haces, no te vale todo el mundo, solo personas en las que confíes absolutamente. Y una vez hecho eso, trata de poner la situación en un segundo plano hasta que termine siendo insignificante, de manera que tu la controles a ella y no ella a ti. El tiempo es muy bueno para eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: