archivo

Archivos diarios: diciembre 18, 2013

Podemos discutir el porcentaje pero no el fondo de la siguiente reflexión de Larry Bernstein: “Sólo entre el 40 y 60% de los requisitos de un sistema se conoce al comienzo del proyecto. El resto emerge con el uso. Barry Boehm acuñó el término requisitos emergentes para describirlos”.

Y no se trata de requisitos que aparecen por arte de magia sino que son consecuencia de la evolución que existe entre lo que el usuario cree que quiere y lo que realmente necesita y de la separación que existe entre la visión abstracta de un producto y su implementación real.

De ese porcentaje inicial de requisitos previsibles, una parte importante de los mismos tiene a su vez que ser perfilada también con la utilización del sistema.

Esto al final nos hace ver que los desarrollos llave en mano y/o los ciclos de vida en cascada no se adaptan a esta realidad y por ese motivo no suelen ofrecer buenos resultados y si lo consiguen es porque todas las partes en alguna parte del proceso de desarrollo se dan cuenta de que es necesario llegar a un acuerdo para que el producto se dirija hacia lo que realmente se necesita y no hacia lo que inicialmente era previsible.