archivo

Archivos diarios: enero 10, 2014

Me parece muy interesante la siguiente cita de David Gilbert: “La cantidad de formato y nivel de detalle aplicado a un plan de pruebas es inversamente proporcional a la cantidad de buenas pruebas reales representadas por dicho plan”.

Esta reflexión es aplicable al resto de documentación generada en un proyecto de desarrollo de software.

La calidad no se mide al peso ni por lo bonito que sea su envase. Es cierto que en ciertos ámbitos esto vende pero en el ámbito de un proyecto su valor no es relevante si no se ha hecho pensando en que sea práctico, útil y acorde a las necesidades.

Un plan de pruebas farragoso no se ejecutará de manera adecuada, en la mayoría de los casos, en muchos de ellos por simple agotamiento o aburrimiento de la persona que debe realizar las tareas de testing y en otros muchos porque entre tanto forraje se perderá lo realmente relevante.