Sexta ley de Lehman. Crecimiento continuo

Su enunciado es el siguiente: “Las funcionalidades del sistema tienen que crecer constantemente para mantener la satisfacción del usuario a lo largo de su ciclo de vida”.

Se trata de una particularización de la primera ley de Lehman, solo que en este caso no se habla de adaptación y sí de crecimiento (que como ya hemos visto son conceptos que pueden ser complementarios pero que son diferentes).

Los dos principales fundamentos de esta ley se encuentran:

– En que en el proceso de desarrollo de la aplicación, con el objeto de adecuar el alcance a las posibilidades del proyecto (tiempo, presupuesto, etc…), hay funcionalidades que se descartaron o se postergaron, bien por no considerarse esenciales en ese momento o por no poderse acometer su versión.

– Cuando un sistema presenta problemas a la hora de ponerse en marcha en el conjunto de usuarios, en lugar de ponernos a analizar los motivos por los cuales no cumplen las expectativas, se tiende a pensar que la solución se encuentra en la incorporación de nuevas funcionalidades (que tiendan a tapar o a restar protagonismo a las deficiencias que presente la aplicación).

Con respecto a este segundo fundamento, hoy en día se tratan de racionalizar mucho más los desarrollos, de manera que se trata de buscar la solución más simple que trate de satisfacer las expectativas de los usuarios, lo que hace que solo se tenga en cuenta el desarrollo de nuevas funcionalidades si resulta estrictamente necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: