Scrum no es condición necesaria ni suficiente para ser ágil

Confundir agilidad con Scrum y Scrum con agilidad es algo muy frecuente. Scrum es solo un marco de trabajo, un contexto que favorece un enfoque ágil, pero lo que realmente marca la diferencia en cuanto a la agilidad son las personas.

Por eso es fundamental incidir sobre las bases de lo que es la agilidad, recogidas en el Manifiesto Ágil, entenderlas es esencial, sentirlas más todavía.

Si dejamos que sea Scrum quién se encargue de la agilidad, estamos dejando todo en manos de su implementación y al final, no se hace otra cosa que seguir una metodología, después el día a día y las actuaciones que se realicen en el proyecto pueden derivar en un enfoque que no tiene nada que ver con la agilidad.

Si extendemos la agilidad más allá de lo que es el desarrollo de software y la extendemos al funcionamiento de un departamento TIC, la implantación de la misma puede empezar por un punto concreto, por ejemplo los proyectos, pero si realmente se quiere un funcionamiento ágil del mismo, no te puedes basar exclusivamente en ese punto concreto: “Utilizamos Scrum y ya somos ágiles”, sino que la agilidad debe implantarse como filosofía y como método en todas las áreas del departamento y para ello es fundamental que las personas entiendan, comprendan y compartan esta forma de trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: