El problema son las estructuras, ¿o tal vez no?

Los desarrolladores tenemos la costumbre de mirar las estructuras de nuestra organización como algo en lo que siempre hay demasiada gente, las cuales, por regla general, no sabemos muy bien qué es lo que hacen.

Buena parte de eso sucede cuando, entre otras razones, se exige al proyecto un margen que consideramos desproporcionado o cuando nos damos cuenta que el equipo de proyecto hubiera necesitado alguna persona más.

¿Quiere decir esto que el problema son las estructuras? Mi opinión es que no se puede echar la culpa a un concepto. Una estructura de entrada no tiene por qué ser buena o mala, son los resultados y lo que aportan lo que realmente les da valor o se los quita y eso va más allá de si la estructura es más o menos densa.

Mantener una estructura con muchas personas tiene un gran coste pero eso sería secundario si los beneficios cualitativos y cuantitativos que proporciona los compensa.

Si una organización funciona no solo es gracias al trabajo de los desarrolladores, de la misma forma que si fracasa tampoco es de manera exclusiva su responsabilidad. El éxito o el fracaso es la consecuencia del trabajo de muchas personas, no lo olvidemos, y eso es así aunque tu proyecto sea el que más beneficio y prestigio aporte a tu organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: