archivo

Archivos diarios: mayo 5, 2014

Cuanto mayor sea el número de decisiones que tomas mayor probabilidad hay de que cometas errores. Cuanto mayor sea tu nivel de responsabilidad mayor impacto tendrán los errores cometidos.

En contextos donde todo cambia deprisa, existe incertidumbre, donde existe resistencia a la evolución y al cambio, donde todas las partes no colaboran para conseguir un mismo fin común, la probabilidad de cometer errores aumenta.

Gran parte de los proyectos de desarrollo de software se realizan en esas condiciones.

Si se sabe que vamos a cometer errores y que los mismos impactan en los resultados, ¿no deberíamos intentar sacar algo positivo de ellos?, para ello es importante reconocer nuestros errores y no achacarlos siempre al contexto o a una situación coyuntural e intentar descubrir qué hemos hecho mal y qué otras posibles soluciones podrían haber funcionado mejor, esto implica tener capacidad de crítica sobre nuestro propio trabajo y eso no resulta sencillo porque llevamos bien las palmaditas en la espalda pero no tan bien ver y aceptar nuestros propios fallos.

En la adaptación al cambio resulta fundamental el feedback como camino para mejorar progresivamente el producto. El feedback supone reconocer puntos de mejora y soluciones que no han funcionado. No aceptar nuestros errores es negarnos un feedback sobre nosotros mismos lo que nos lleva a un estancamiento en nuestro desarrollo profesional y en nuestros resultados.