Desarrollo de software. Algunas reflexiones sobre la calidad orientada al proceso

La calidad es el cumplimiento de las expectativas del usuario teniendo en cuenta que además:

– Una deuda técnica acorde al contexto en el que se ha desarrollado.

– Una tasa de errores y un grado de acabado de los requisitos no funcionales como por ejemplo rendimiento y seguridad en función de las características del producto que se ha desarrollado.

¿Y la documentación? La que requiera el proyecto y el posterior mantenimiento/uso del producto, ni más, ni menos.

Si la calidad se centra en el proceso y no en el producto, nos encontramos con esta situación (es posible que difieras con mi definición de calidad del software pero lo más probable es que esté centrada en el producto y no en el proceso).

El origen del mismo es la creencia de que a través del proceso se consigue la calidad del producto, algo que en el desarrollo de software solo se conseguiría en proyectos donde las personas son algo secundario y no aportan valor, como pueden ser adaptaciones simples de productos ya existentes.

El problema lo tenemos cuando en cualquier circunstancia se quiere aplicar esta estrategia para asegurar la calidad del producto final, lo que resta flexibilidad al proceso de desarrollo, limitando la posibilidad de elegir la estrategia o enfoque más apropiado, mermando además, la capacidad de adaptación al cambio, algo que resulta esencial en el contexto de incertidumbre que rodea al desarrollo de software.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: