archivo

Archivo de la etiqueta: al servicio de Pareto

Caso particular del antipatrón “Trampas evitables” y consecuencia en muchas ocasiones de “Al servicio de Pareto“.

A veces por exceso de optimismo y otras por presiones del área usuaria, del cliente o de tus jefes, se tiende a mencionar la fatídica frase del: “Esto está casi”, cuando realmente no es esa la realidad.

No olvidemos que la curva de progreso en el proyecto es pronunciada al principio pero que el final se tuerce mucho porque es necesario alinear todos los detalles para poder hacer una entrega en condiciones y sabemos lo complicado que resulta (hablo de hacer una entrega con garantías no de entregar por entregar).

En el momento en que pronuncias “Esto está casi”, estás generando una expectativa (y mucho peso). Cuidado con eso, ya que es absolutamente necesario hacer una buena gestión de las mismas, de lo contrario se pierde confianza y credibilidad, que son piezas fundamentales en las relaciones entre los diferentes implicados que participan en el proyecto.

No digo que no se deba ser transparente, al contrario, si no lo eres te estás equivocando, lo que sí estoy comentando es que hay que ser prudente y medir bien qué se dice, a quién se dice y en qué momento.

La regla del 80-20 o principio de Pareto es peligrosa si nos dejamos contagiar por el optimismo que nos trae un progreso rápido en el desarrollo del producto.

No debemos olvidar que el avance es rápido porque no es necesario que se cierren todos los detalles y porque tareas problemáticas o que no terminan de salirnos se terminan dejando para más adelante.

Cuando crees que ya tienes casi todo y te olvidas de que todavía te queda mucho trabajo por hacer, corres el riesgo de caer en este antipatrón.

¿Cuándo surge? En el momento en que se pierde la tensión por parte del equipo (o del área usuaria) y/o cuando se decide dedicar menos esfuerzo al proyecto (porque, al fin y al cabo, está casi listo).

La consecuencia suele hacer mucho daño, porque ese 20% de ejecución restante se termina eternizando, requiriendo mucho más esfuerzo y afectando a las relaciones entre desarrolladores y usuarios, ya que la frustración será cada vez más evidente y las expectativas de cliente y proveedor cada vez estarán más lejos.