archivo

Archivo de la etiqueta: desarrollo a medida

Cada vez más muchas organizaciones están dirigiendo sus miradas a la adquisición de productos software o a la adaptación de los mismos a sus necesidades, dejando de lado el desarrollo a medida.

Motivos:

– Coste. Será más barato hacerse con la licencia de un producto (o todavía más si es gratuito) o contratar servicios para adaptarlo a tus necesidades (es un desarrollo a medida pero partiendo de un producto, es decir, de una base sólida a partir de la cual realizar las adaptaciones y evoluciones que se necesiten) que desarrollar desde cero una solución que hace lo mismo o prácticamente lo mismo.

Existen muchas empresas que han ganado mucho dinero con el desarrollo a medida, en unos casos aplicando internamente políticas orientadas a productos (esto que hemos hecho allí, lo aplicamos aquí haciendo un par de retoques y lo vendemos como si lo hubiéramos desarrollado desde cero), en otros sobredimensionando costes (que después no se correspondían a la calidad de los resultados) y en otros rehaciendo lo que deberían haber hecho bien antes (mantenimientos perpetuos).

Sin embargo, la crisis del software pasa factura y los clientes de estos servicios están cansados de no obtener unos resultados acordes con el dinero que pagan. Si a esto le sumamos la crisis económica actual donde no se pueden (o no se deben) cometer los dispendios de antaño, el impacto sobre el desarrollo a medida resulta evidente.

– Riesgo. Embarcarse en un proyecto de desarrollo de software presenta riesgos, porque desde que se contratan los servicios hasta que se obtiene la versión definitiva del producto, pueden pasar muchas contingencias que supongan un incremento de los costes, un retraso en la planificación o incluso que finalmente el proyecto termine en un cajón.

Con la que está cayendo, tener certeza de que lo que necesito lo voy a tener prácticamente de inmediato y con un presupuesto controlado, es un argumento de mucho peso a la hora de elegir entre un producto o un desarrollo a medida.

Los desarrollos a medida seguirán existiendo, tanto en la vertiente de adaptación de productos como en la de desarrollos de soluciones desde cero, ya que existirán necesidades no cubiertas por soluciones ya existentes o se quiera tener un control total sobre el proceso de desarrollo del producto.

¿Qué es mejor el producto o el desarrollo a medida?

Lo mejor es antes de tomar cualquier decisión, hacer un estudio de la viabilidad del sistema en el que se analicen los pros y los contras de las diferentes alternativas de solución en las cuales puede haber diferentes productos y diferentes formas de enfocar el desarrollo a medida o incluso la posibilidad de no hacer nada (si no es viable mejorar lo que hay o no se disponen de los recursos necesarios para afrontarlo).

Por ese motivo, no puedo decidir a priori qué es lo mejor, salvo que la solución que se quiera obtener sea obvia y exista un producto en el mercado (ya sea libre o no) que resuelva el problema, ya que no estamos para reinventar ruedas, sino para ofrecer a nuestro conjunto de usuarios el mejor servicio posible, haciendo el mejor uso posible de los recursos económicos a nuestra disposición.

No hace mucho un proveedor me comentó que el negocio del desarrollo a medida no era sostenible de cara a un futuro, tanto para ellos como para los clientes.

Para ellos porque les resultaba muy complicados hacerlos rentables y más con los recortes presupuestarios que existen en la actualidad y para los clientes porque tarde o temprano no iban a poder permitirse ese tipo de proyectos si la situación económica general no daba un giro radical.

En su opinión, el presente y el futuro es la orientación a productos: “Este es el producto que hace lo que hace y si quieres que haga lo que necesitas hay que personalizarlo”, te cobro por la licencia del producto o te la regalo, pero en cualquier caso te cobro por el soporte y/o por el desarrollo o lo hace un partner.

Comparto su visión en que los clientes tenemos que dejar de pensar en estar reinventando la rueda constantemente y que si hay productos que pueden resolver nuestras necesidades con ciertas adaptaciones, tender a utilizarlos. Ahora bien, evitando ser cautivos del proveedor en la medida de lo posible, por eso, en el caso de que se opte por la orientación a productos habría que priorizar aquellos basados en licencias libres siempre y cuando reúnan unas condiciones mínimas de partida (si la solución propietaria es mucho mejor y adaptar la libre cuesta mucho o por mucho que nos gastemos (dentro de nuestras posibilidades) no consigue siquiera aproximarse, la idea es optar por la propietaria).

Desarrollos a medida seguirán existiendo porque hay muchas procesos de negocio que son muy concretos y para los que no resulta rentable invertir en el desarrollo de un producto (salvo que te hayas especializado en ese tipo de procesos) pero lo que sí es cierto es que los desarrollos serán más exigentes, en el sentido de que, como he comentado antes, los presupuestos no serán como los de antaño, la competencia es mayor y las exigencias del cliente son cada vez más elevadas (se mira más por el dinero que se gasta y se presta más atención a la calidad del proceso de desarrollo y a la calidad técnica del producto, algo que si no se tiene asumido en el proveedor como parte de sus métodos de desarrollo, les provocará un mayor coste).