archivo

Archivo de la etiqueta: discusión

Se produce cuando se tergiversa, se saca fuera de contexto o se da una interpretación interesada como argumento para desacreditar una aseveración o una opinión.

Algunos ejemplos (la verdad es que podría haber tantos como alcance vuestra imaginación o tantos como casos de la vida real hayáis o estéis viviendo):

Persona A: Tener la deuda técnica bajo control es un aspecto importante en el desarrollo de proyectos de calidad.
Persona B (Argumento Straw man): Si nos centramos es aspectos y términos que el usuario ni conoce ni valora estamos centrando nuestro enfoque fuera de lo realmente importante que es satisfacer las expectativas del usuario.

Comentario: La Persona A dice que es un aspecto importante, pero no dice ni que sea el único ni que sea el menos importante, es decir, no lo hace excluyente, sin embargo la Persona B tergiversa la posición de A cuando lo califica como elemento central para evaluar la calidad del software y como si condicionase al resto de actividades, algo que no se puede interpretar explícitamente de lo comentado por A.

Persona A: El proceso tiene excesiva carga documental.
Persona B (Argumento Straw man): Entonces, ¿cuál es la opción?, ¿no documentar?, ¿no realizar una reflexión o análisis previo de cada etapa del desarrollo o de cada elemento que sea necesario construir?.

Comentario: La Persona A no dice que no se documente sino que en su opinión la relación de entregables del proceso es excesiva, sin embargo la persona B lo tergiversa dando por entendido que la persona A no quiere realizar ningún tipo de documentación.

Persona A: Necesito una mayor implicación en el proyecto por parte de vuestro Departamento.
Persona B (Argumento Straw man): ¿Crees que no tenemos carga de trabajo?, mira nuestra herramienta de gestión que sé que tienes acceso a ella y observa la gran cantidad de tareas que tenemos.

Comentario: La Persona A solo pide una mayor implicación de otro Departamento. No pone en tela de juicio de si en el otro Departamento se trabaja o no, argumento que pone encima de la mesa la Persona B para desviar la atención.

Es una variante del antipatrón “Otra reunión más lo resolverá” en la que lo que cambia es el escenario, trasladándose al correo electrónico.

Surge cuando tras tratarse un determinado tema a través de este medio que ha dado lugar a un hilo de correos en el que han participado diferentes personas y en la que la discusión se ha podido prolongar durante días, sucede alguna de las siguientes circunstancias:

– No se llegó a ninguna conclusión o alguien no estuvo de acuerdo con la decisión adoptada y decide continuar el debate o iniciar uno nuevo en el mismo hilo o en otro independiente.

– No se llegó a entender (o no se recuerda) algunos de los temas tratados y para aclararlo, en lugar de buscar otra alternativa o dirigirse específicamente a la persona o personas que se lo pueden aclarar, decide volver al hilo o crear otro independiente.

Al final tenemos una recopilación de hilos sin fin, en los que en muchos casos, se desvía el tema principal a otros que en muchos casos ni siquiera tienen que ver con la actividad laboral, cuando no se generan conflictos, la mayoría de ellos derivados por la aparición del antipatrón “el correo electrónico es peligroso“.

El impacto de esto en la productividad individual y global resulta evidente.