archivo

Archivo de la etiqueta: dispositivos móviles

Como comenté en el artículo de ayer y en otros relacionados sobre esta materia, la firma electrónica es uno de los mejores inventos relacionados con la agilización de procesos en una organización, ya que permite (entre otras cosas) evitar (por lo menos en un porcentaje alto, si se toma lo suficientemente en serio su implantación) el trasiego de papeles de un lado para otro, reduciendo el tiempo que se pierde en todo ese proceso, ahorro al que hay que sumar el hecho de que no sea necesaria la presencia física de los firmantes.
Por este motivo siempre digo que si una empresa quiere modernizar sus estructuras una de las primeras decisiones que tiene que tomar es la implantación de la firma electrónica.

La firma electrónica rompe con la necesidad de que la persona acuda a dónde está el papel ya que es el documento el que busca al firmante, el cual podrá firmar desde cualquier lugar en el que se encuentre.

Los siguientes pasos para mejorar la ubicuidad de la firma electrónica se encuentran:

1) Conseguir la mayor compatibilidad posible con los navegadores (puede ser frustrante perder tiempo en localizar un ordenador para firmar y tener que perder más tiempo en instalarte un navegador que sea compatible).

2) Tan importante como lo anterior, permitir que se pueda realizar la firma electrónica desde dispositivos móviles.

Esto último resulta muy interesante ya que no se necesitará acudir a un portátil o a un PC para realizar la firma de un documento, sino que desde el terminal móvil se tendrá la capacidad de realizar esa acción. Habrá ocasiones donde se agradezca poder firmar de esa manera ya que permitirá resolver de forma rápida situaciones de urgencia (el típico documento que hay que firmar que no puede esperar) y permitirá dar una gran libertad a este tipo de personas ya que sabrán que teniendo cobertura podrán dar respuesta tanto a ese tipo de contingencias como a otras no tan urgentes de manera flexible.

Si a través de dispositivos móviles se pueden leer correos, ver documentos, consultar tu agregador favorito y navegar, el hecho de que se pueda firmar electrónicamente a través de ellos es una consecuencia lógica. Es decir, si a veces se convierte en un instrumento más de trabajo y en el trabajo tengo que firmar documentos, ¿por qué no tener esa posibilidad también?.

A organizaciones con empleados que tienen que autorizar operaciones, actuaciones, acciones, los cuales tengan una cierta movilidad de su puesto de trabajo, les recomiendo, que si no lo han hecho ya, planteen proyectos pilotos para la implantación de la firma electrónica (en algunos casos, podrán hacerlo de forma gratuita o con costes mínimos) y verifiquen por ellos mismos las ventajas que les proporciona contar con este tipo de soluciones.

Por ese motivo, a la hora de elegir una plataforma de firma electrónica, además de verificar su productividad y robustez, su capacidad de integración con las aplicaciones ya desarrolladas en la organización, su integración con sistemas de gestión documental, la existencia de productos complementarios que permiten extraer un gran rendimiento, como por ejemplo, un portafirmas electrónico, un sistema de comunicaciones electrónicos, es necesario evaluar su matriz de compatibilidad con navegadores y también su matriz de compatibilidad con terminales móviles.

El danés Bjarne Stroustrup fue el padre del C++ y es catedrático en la Universidad A&M de Texas. Su trayectoria le permitió ser reconocido hace dos décadas como uno de los doce mejores científicos jóvenes de Estados Unidos según la revista Fortune y a recibir desde entonces diferentes premios y reconocimientos.

Sobre la evolución en la complejidad y funcionalidades de los dispositivos móviles comentó lo siguiente (traducción libre): “Siempre he deseado que mi ordenador fuese tan fácil de utilizar como mi teléfono. Mi deseo se ha convertido en realidad porque ya no sé como utilizar mi teléfono”.

Detrás de esta ironía, se encuentra el hecho de que realmente los dispositivos móviles han ido adquiriendo progresivamente un mayor número de funciones y posibilidades que los han convertido en un ordenador, con una ventaja sobre estos por su tamaño y también con inconvenientes por el mismo motivo.

Leo en Gizmóvil, un artículo donde se analiza un informe de la firma IDC (especialista en análisis de mercados) sobre la tendencia en el mercado de los sistemas operativos móviles en el año 2014, comparándola con la situación actual.

Este estudio no es nada halagüeño para iOS, como tampoco fueron buenas las noticias para Apple en cuanto a la cuota de mercado respecto a Android en el segundo trimestre de este año.

El artículo de Gizmovil es un tanto escéptico respecto a la evolución del mercado que predice IDC, principalmente por la reducción de cuota de iOS (la mayor de todos los sistemas operativos que se indican) y situándose muy por detrás de Symbian OS, Android y BlackBerry OS y poniéndolo prácticamente a la par de Windows Phone.

Es cierto que la tendencia que se predice supone un cambio importante respecto a la situación actual (sobre todo en el caso de iOS), por lo que es entendible el escepticismo, pero hay que tener en cuenta que el estudio lo ha hecho una empresa que es experta en la materia, por lo que por lo menos debería dar que pensar.

Veo normal el crecimiento de Android ya que el número de dispositivos móviles que apostará por este sistema operativo seguirá creciendo y por tanto las posibilidades de que este sistema operativo llegue al usuario final crecen y resulta también lógico pensar que este incremento de cuota sea a costa de Symbian OS y de iOS (muchos usuarios acudieron a móviles con este sistema operativo porque era el primero que ofrecía una serie de prestaciones a las cuales otras opciones, como Android, se acercan en la actualidad).

También puede resultar normal el incremento de cuota del sistema operativo de Microsoft, entre otras cosas, porque tal y como dice el artículo de Gizmovil, tampoco debería resultar complicado hacerlo mejor que ahora, sobre todo teniendo en cuenta que van a sacar un producto nuevo, con una fuerte inversión detrás.

En cualquier caso a mi me parece excesivo la reducción de la cuota de mercado de iOS en más de un 25% (puedo ver razonable que baje algo con la aparición de otras alternativas, pero ¿tanto?), ya que el fenómeno Apple Fanboy no para de crecer (por lo menos en lo que percibo en mi entorno) y son además bastante fieles con los productos de esa marca, además hay que tener en cuenta que Apple sabe reaccionar muy bien ante cambios en el mercado y tiene un importantísimo dominio del marketing.

La gran competencia entre los fabricantes de dispositivos móviles y los desarrolladores de sus sistemas operativos tiene un ganador claro independientemente de que una veces unos estén encima por encima y otras por debajo. Ese ganador somos nosotros que cada vez tendremos dispositivos de mayor calidad, capaces de proporcionarnos un mayor número de utilidades.

Por ese motivo no me gustaría que una solución terminase por imponerse a la otra porque precisamente en estos entornos competitivos es donde la innovación emerge como elemento que puede marcar las diferencias y de esto son perfectamente conocedores todos los contendientes en esta historia y sobre todo los responsables de los dos sistemas operativos que pretenden copar el mercado a medio/largo plazo, como son Google con Android y Apple con iOS.

Leo en Genbeta que las ventas globales de teléfonos con Android ha superado a las de los teléfonos con iOS (eso sí, en estos datos estadísticos no se cuentan otros dispositivos de Apple con iOS como iPad e iPod touch que probablemente situarían a este sistema operativo por encima de Android).

No obstante, los datos obtenidos por Android en este trimestre son muy positivos independientemente de que se hayan situado en ventas por encima de iOS (que no es poco) sino por la evolución que han obtenido desde el segundo trimestre del año pasado hasta este (algo que era complicado porque en aquellos momentos iOS tenía ya un largo camino ganado).