archivo

Archivo de la etiqueta: estudio de la viabilidad del sistema

Es un antipatrón en el que se cae con relativa frecuencia y que tiene consecuencias económicas muy negativas para la organización que acepta el trabajo (en el caso de que se trate de una contratación a un cliente) y muchísimo esfuerzo para el equipo de proyecto afectado por el mismo (ya sea por el motivo anterior o porque un directivo o gerente de tu organización te lo asigna).

Se trata de aceptar proyectos que se venden (es curioso, pero muchas veces es el cliente el que vende al proveedor) como algo muy simple (solo hay que…), en los que no se realiza un análisis a alto nivel de su complejidad o viabilidad y que después resulta que es mucho más complejo y que requerirá mucho más esfuerzo que el inicialmente previsto.

Como decía en el primer párrafo, también se puede producir dentro de una organización cuando el gestor de turno te pide el favor de que le dejes un hueco a un nuevo proyecto que es muy sencillito y que apenas le va a quitar tiempo…

Se le llama Guerra de Vietnam por su analogía con la misma: guerra supuestamente fácil y corta que se cobra una alta tasa de víctimas.

¿Qué es mejor el producto o el desarrollo a medida?

Lo mejor es antes de tomar cualquier decisión, hacer un estudio de la viabilidad del sistema en el que se analicen los pros y los contras de las diferentes alternativas de solución en las cuales puede haber diferentes productos y diferentes formas de enfocar el desarrollo a medida o incluso la posibilidad de no hacer nada (si no es viable mejorar lo que hay o no se disponen de los recursos necesarios para afrontarlo).

Por ese motivo, no puedo decidir a priori qué es lo mejor, salvo que la solución que se quiera obtener sea obvia y exista un producto en el mercado (ya sea libre o no) que resuelva el problema, ya que no estamos para reinventar ruedas, sino para ofrecer a nuestro conjunto de usuarios el mejor servicio posible, haciendo el mejor uso posible de los recursos económicos a nuestra disposición.

Para que un proyecto de desarrollo de software se lleve a cabo con éxito no hay recetas, solo una serie de buenas prácticas, condiciones de partida y contexto que disminuyen el riesgo de que salga mal, sin embargo la incertidumbre a la que están sometidos provoca que todo se pueda ir al traste si no se gestiona de manera adecuada los cambios que se producen o si estos son demasiado sensibles y constantes.

Sun Tzu, enumera cinco casos en los que puede predecirse la victoria, en cada uno de ellos se puede buscar una analogía con el desarrollo de software (teniendo en cuenta que no predicen el éxito, pero sí suponen una buena base para que las cosas salgan bien): “Hay cinco casos en los que puede predecirse la victoria:

1.- El que sabe cuando puede luchar y cuando no, saldrá victorioso.
2.- El que comprende cómo luchar, de acuerdo con las fuerzas del adversario, saldrá victorioso.
3.- Aquél cuyas filas estén unidas en un propósito, saldrá victorioso.
4.- El que está bien preparado y descansa a la espera de un enemigo que no esté bien preparado, saldrá victorioso.
5.- Aquel cuyos generales son capaces y no sufren interferencias por parte de su soberano, saldrá victorioso.”

Estas son las analogías:

1.- Estudio de la viabilidad del sistema / Gestión del riesgo.
2.- Conocer las características del sistema de información a desarrollar, del entorno tecnológico, del cliente, etc…
3.- Stakeholders implicados y con enfoque a un objetivo común que supera a otros objetivos individuales (o que por lo menos tienen el mismo peso).
4.- Establecer unas condiciones de partida adecuadas para realizar el proyecto: presupuesto, plazos, metodología, conocimiento y aceptación de la metodología y estrategia de desarrollo.
5.- Equipos de proyecto bien dirigidos y coordinados.