archivo

Archivo de la etiqueta: Raskin

Pero, ¿quién fue Steve Jobs?, ¿un extraordinario hombre de negocios?, ¿un visionario del mundo de la tecnología?, ¿un artista?, ¿un líder?.

Era todo eso, pero sobre todo fue una persona que tuvo lo que hay que tener para ir tras sus sueños una vez que encontró su lugar en el mundo.

Para mi eso resulta absolutamente inspirador, nunca se dio por vencido. Su triunfo fue mantenerse fiel a sus principios bajo un contexto modelado por las distintas cicatrices que le dejó la vida, el mundo de los negocios y él mismo.

No pretendo idealizar a Jobs. Fue un ser humano con muchísimas cualidades y con muchísimos defectos.

De hecho fue su propia víctima cuando se marchó de Apple en 1985.

Consiguió sacar el Mac adelante, el primer ordenador personal con interfaz gráfica de usuario orientada a la metáfora de escritorio pero lo hizo dejando muchos cadáveres por el camino, algunos ejemplos:

– El ordenador Lisa, proyecto en el que participó antes de trabajar en el Mac y que tenía un enfoque parecido a él pero con una orientación más hacia el mundo empresarial. Salió antes que el Mac y no le favoreció nada que Jobs dejase caer que el Mac iba a ser una alternativa a Lisa pero con un precio notablemente inferior.

– Steve Wozniak se cansó de que la serie de ordenadores Apple II tuvieran un tratamiento muy en segundo plano, cuando realmente eran el motor de Apple, propiciaron el arranque de la compañía y evitaron su bancarrota tras los fracasos del Apple III (en el la participación de Jobs en el proyecto no fue nada afortunada), del Lisa y del primer Mac.

– Jef Raskin, fue el que creó el grupo de trabajo del Macintosh (e incluso le dio el nombre). Su idea era crear un ordenador de bajo precio accesible a todo el mundo en el que además se cuidase la interacción hombre-máquina con el objeto de universalizar el uso del mismo. Cuando Jobs entró a trabajar en el proyecto fue relegando a Raskin cada vez más a un segundo plano, hasta que éste decidió marcharse de Apple. Es cierto que el Mac tal y como se concibió no hubiera sido posible sin Jobs ya que la orientación en cuanto a diseño y funciones que pretendía Raskin, al menos, en principio, era diferente.

– El propio Mac. Diversas decisiones como la capacidad de la memoria, no disponer de disco duro o de sistema de refrigeración provocó que la primera generación de los mismos no alcanzase las expectativas de venta. Es cierto que Jobs sembró la semilla y que después con las modificaciones oportunas terminó germinando y el tiempo no tardó mucho en darle la razón de que la informática de uso personal iba en ese camino.

Cuando las cifras de venta del Mac no estaban a la altura de lo esperado, muchos de los cadáveres que fue dejando en Apple y que no habían abandonado la compañía dieron la espalda a Jobs y apoyaron a John Sculley CEO de Apple que fue contratado por él mismo dos años antes, cuando éste fue restando relegando a un papel secundario a Jobs (algo parecido a lo que hizo Jobs con Raskin) hasta que éste decidió marcharse.

Hace poco hice unas reflexiones sobre una cita de Olin Shivers en la que venía a expresar mi opinión de que la automatización de tareas o funciones en los sistemas de información debía medirse dentro de los parámetros coste/beneficio y dentro de los recursos existentes en el proyecto.

Jef Raskin tiene también una cita que puede parecer similar a la de Olin Shivers, pero que tiene un importante matiz a tener en cuenta: “Un ordenador no debería hacerte perder el tiempo o requerirte más trabajo que el estrictamente necesario”.

El matiz principal es “el estrictamente necesario” y tiene una orientación tanto hacia el usuario como hacia el desarrollador o la tecnología:

– Hacia el usuario: No se trata de automatizar todo lo automatizable sino de orientar las funcionalidades desarrolladas a mejorar en lo posible la productividad del usuario.

– Hacia el desarrollador o la tecnología: Se trata de dar la mejor solución posible dentro de las restricciones existentes en el momento (presupuesto, contexto, avances tecnológicos, etc…).

En cualquier caso, esta cita, como el trabajo en general de Raskin está orientado a que las TIC, los ordenadores y las aplicaciones deben prestar un servicio al usuario el cual no se entiende si la experiencia de usuario o la productividad en el uso del producto no es adecuada.

En base a los artículos escritos en base a dos citas de Jef Raskin:

Desarrollo de software. Jef Raskin. Usuarios, interfaz, producto.
Desarrollo de software. Jef Raskin. Tecnología y expectativas de usuario.

Podemos deducir como algo evidente que los usuarios valoran un producto por su experiencia de usuario y por la utilidad de los mismos para la mejora de la efectividad de sus actividades cotidianas tanto profesionales como personales.

Un ejemplo, como otros muchos que se podrían poner, lo tenemos en el Apple II, ¿qué disparó realmente sus ventas?, ¿su tecnología?, no, lo que disparó sus ventas fue VisiCalc, la primera hoja de cálculo que existió y que durante un tiempo solo estuvo disponible para esa plataforma.

Es decir, puedes tener un producto excepcional, pero si no hay un componente o un desarrollo del mismo o sobre el mismo que llegue al usuario que toma la decisión de compra, probablemente no tengas éxito. No debemos olvidar que en la mayoría de las PYMEs no hay departamentos de informática como tales y que incluso en empresas u organizaciones que sí los tienen no siempre el personal técnico tiene la última palabra en las compras.

Pero no solo es cuestión de producto, también es de lenguaje. Vender un producto basándose en sus excelencias técnicas está muy bien si el personal al que te diriges valora eso y te entiende (¿cuántos te entienden realmente?), pero hay que tener en cuenta que no puedes olvidar lo funcional y la experiencia de usuario a la hora de exponer tu producto tanto en presentaciones comerciales directas como en aquellas que realices a través de Internet.

Hay otra cita de Jef Raskin que resulta complementaria o incluso podría considerarse una continuación de la indicada en el artículo de ayer: [Refiriéndose a los ordenadores] “Los usuarios no se preocupan por lo que hay dentro de la caja, siempre y cuando la caja haga lo que necesiten”.

Trasladando esta cita al desarrollo de software, ese punto de vista es compartido por la inmensa mayoría de usuarios, que no tienen por qué entender de deuda técnica, de calidad del código, de tecnologías o frameworks de desarrollo, etc…, por eso el cumplimiento de las expectativas de usuario es la variable más significativa de la calidad del software.

Es responsabilidad de los responsables técnicos del cliente que esas otras variables también se encuentren alineadas con los objetivos de la organización y con los umbrales establecidos para cada una de ellas.

Jef Raskin es considerado una de las figuras más importantes en el campo de los ordenadores personales, siendo también para muchos un gran desconocido.

Su trabajo se centró en el campo de las interfaces de usuario y de la interacción hombre-máquina con el objetivo siempre presente de romper barreras entre las personas y los ordenadores no solo en el sentido de hacer más universal el uso de ordenadores, sino también, superadas esas barreras, de mejorar de manera continua la experiencia de usuario.

Compartía con Steve Jobs la idea de acercar los ordenadores al gran público y con ese fin inició en Apple el proyecto Macintosh, más adelante Jobs terminó por hacerse con el control del proyecto dejando a Raskin en un segundo plano lo que hizo que finalmente abandonase Apple.

Finalmente el Mac cumplió el propósito compartido por ambos aunque su diseño y funcionamiento final se orientó hacia lo que Jobs alejándose de la idea inicial de Raskin.

No se portó bien Jobs con Raskin (es solo mi opinión) y muy probablemente el Mac hubiera sido de entrada un producto mejor con Raskin en el equipo y si Jobs hubiera hecho un poco más de caso a sus ingenieros. Aunque siendo también justo con Jobs el Mac nunca hubiera sido tan ambicioso sin estar dirigido por él.

Tan importante ha resultado Raskin en el mundo de los ordenadores personales que Steve Wozniak comentó de él: “Hacer que la tecnología resulte más simple fue su propósito desde sus primeros días en Apple. Jef Raskin es desde entonces una de las personas más importantes en relación a los ordenadores personales”.

Hay una cita suya, simple, pero demoledora: “En lo que al cliente se refiere la interfaz es el producto”. Encierra mucho esta frase, desde la realidad de lo que el cliente ve en un sistema de información (o en general de un producto), hasta su concepción de que todo lo que está detrás de esa interfaz existe para hacerla funcionar y si el sistema falla porque la electrónica de red del Centro de Proceso de Datos está fallando le da igual, es el producto el que está dando problemas y es a él a donde van dirigidas las críticas.