archivo

Archivo de la etiqueta: Tom Peters

La realidad es que el contexto cambia porque es imposible manejar todas las variables que influyen en él. Pensar que nada va a cambiar es engañarse y si no estás preparado para adaptarte al nuevo entorno corres el riesgo de que el cambio de contexto te pille a contrapié y en el mundo de los negocios es difícil que te den una segunda oportunidad porque tu competencia prefiere que no existas.

Más allá de la adaptación al cambio se encuentra tu posibilidad de influir en el cambio lo que te hace más fuerte de cara a la competencia porque no solo puedes ser un competidor duro sino que además eres capaz de mover la base sobre la que se sustentan.

Es posible que Tom Peters pensara en todo esto cuando realizó la siguiente reflexión: “Las mejores organizaciones no creen en la excelencia, solo en la mejora continua y en el cambio constante”.

Un pensamiento crítico es aquel que analiza y reflexiona en base a una información que se recibe y en base a él se coge total, parcialmente o se rechaza la idea que lo acompaña.

El pensamiento crítico no supone acertar siempre, tampoco que dejemos de lado nuestra inherente subjetividad. Pero siempre será más constructivo que limitarnos a creernos todo lo que nos dicen o leemos, siempre progresaremos más si nos formamos nuestra propia opinión y ésta será más sólida de cuantas más fuentes beba.

Sobre este asunto, me gustó mucho una frase que publicó Tom Peters en su Twitter hace poco y que venía a decir (traducción libre): “Si un orador/conferenciante recibe más un 80% de evaluaciones positivas, debe devolver sus honorarios. Quiere decir que no ha llegado a la audiencia”.

Esto quiere decir que si quieres transmitir un mensaje es más importante provocar una reflexión a la audiencia que convencerla.

Thomas J. Peters, es un autor americano especializado en management. Además de sus múltiples obras, ha trabajado en el ejército americano, el Pentágono, la Casa Blanca y en McKinsey & Company. Desde hace años tiene su propia empresa de consultoría: Tom Peters Company..

Entre sus principales citas se encuentra la siguiente: “Los líderes no crean seguidores, crean más líderes”.

Estoy de acuerdo, aunque el primer paso para convertirte en líder es notar que los demás te siguen y te respetan sin que hayas modificado tu comportamiento con ellos. Es decir, puedes cambiar tu manera de hacer las cosas y ganarte esa consideración pero no serás un líder si seguirte es una obligación para ellos.

No obstante, tal y como comenta Tom Peters, un líder no solo debe sentar las bases para crear una tendencia o una dinámica de trabajo, sino que tiene que ser capaz de hacer mejores a quienes trabajan con él, de conseguir que el conjunto sume más que las partes por separado, procurando además que dichas partes, es decir, las personas, evolucionen y crezcan con él, hasta conseguir que ellos mismos sean líderes.

Nadie regala el liderazgo, liderar no significa mandar o dirigir (para hacer cualquiera de estas dos tareas no hace falta ser un líder, es suficiente con que te den esas potestades, es más, se puede ser un líder y no tener un mando orgánico en la entidad, aunque es preferible que sí se tenga porque se tendrán más posibilidades de poder llevar a cabo las tareas que tenga asignadas tanto su equipo de trabajo como él y lo que es más importante, tendrá más margen de maniobra para tomar decisiones), sino que es otra cosa, va más allá de todo eso, se basa en la creación de un marco de confianza orientada al crecimiento de las personas y de la organización en la que se trabaja.