archivo

Archivo de la etiqueta: twitter

He leído últimamente en Twitter con relativa frecuencia una cita que refleja en gran medida lo que es el desarrollo de software: “Hasta que el producto (o su versión correspondiente) no se pasa a producción no se sabe realmente cuál ha sido el esfuerzo y tiempo necesario”.

Una gran verdad. Los métodos de estimación son eso, métodos de estimación. Después, a lo largo del proceso de desarrollo pueden pasar muchas cosas (incertidumbre) que echen al traste todo lo estimado y sea necesario ir realizando reajustes a lo largo de todo el proyecto (bienvenidos sean esos ajustes porque lo que no tiene sentido es seguir engañándonos con estimaciones irreales).

En las metodologías ágiles, independientemente de que podamos establecer un objetivo final (en cuanto a la delimitación del alcance del producto y el tiempo y esfuerzo para llegar a eso), nos encontramos ante la misma situación, si bien, en este tipo de desarrollos al factor incertidumbre hay que sumarle el factor feedback del usuario que pueden obligar a hacer ajustes continuos en determinadas funcionalidades hasta que consigamos ponerla a la medida de las expectativas creadas en la misma (e igualmente, bienvenidos sean esos ajustes, ese feedback y esos cambios).

Pero es que incluso a nivel de sprint, por muy cerrado que tengamos la carga de trabajo máxima (velocity) e incluso por mucha experiencia que tengamos a la hora de estimar y la estrategia de estimación sea adecuada (por ejemplo Planning Poker), también podemos equivocarnos. Lo importante en este caso es determinar la causa de la desviación para realizar, si proceden, las mejoras correctoras necesarias.

Otro artículo relacionado: “Desarrollo de software. Metodologías ágiles. Replanificar la fecha de entrega o cumplir con la misma“.

Con el anuncio del cierre de Bloglines, se empezaron a hacer comentarios sobre la posibilidad de que la cuota de mercado de los agregadores había llegado a su límite y que estaba en descenso debido al uso cada vez más extendido de las redes sociales (principalmente Twitter y Facebook) como medios para compartir noticias, curiosidades o artículos interesantes que se encuentren en la web.

Como respuesta a esto, leo en ALT1040 que Google Reader sigue creciendo, mostrando un gráfico con la tendencia en cuento al número de usuarios que utilizan el servicio al menos una vez a la semana, pudiéndose comprobar a través del mismo que la trayectoria sigue siendo ascendente y que prácticamente ha sido así a partir del año 2007 desde su titubeante inicio a principios de octubre de 2005.

No puedo afirmar, ni desmentir que en el futuro las redes sociales o la evolución de las mismas reduzcan la cuota de mercado de los agregadores, pero sí que se puede confirmar, en base a la información facilitada por Google que a día de hoy, servicios como Google Reader siguen teniendo mucho camino por delante.

Leo en Genbeta que Bloglines dejará de prestar servicio a partir del día 1 de octubre.

Es una lástima que un proyecto que se inició en el año 2003 haya llegado a su fin, de hecho fue el primer agregador que utilicé, más tarde me pasé a Google Reader. Pero el mercado es así, entiendo que los costes de mantenimiento del servicio en comparación con los ingresos no serán rentables (y que no se prevé que en el futuro las cosas vayan a mejorar) y habrá provocado que se tome esa decisión.

En el artículo de Genbeta se comenta que ha podido afectar mucho la tendencia de los usuarios de leer las noticias directamente de servicios como Twitter, ya que es cierto que muchas organizaciones, bloggers, medios, etc… (y cada vez son más) vuelvan sus noticias en él, por lo que bastará con ser follower para tener de primera mano los enlaces a las mismas o bien esperar a que cualquiera de las personas que sigues pongan noticias que crean relevantes (haciendo en cierto modo de filtro social). Esto provoca según el artículo, que la actividad de los agregadores ha llegado a su límite y que la tendencia es que los usuarios se dirijan a otros medios como las redes sociales (Twitter no sería la única alternativa, Facebook o cualquier otra cumplirían perfectamente con el mismo cometido).

Entiendo también que a Bloglines le habrá afectado mucho la concentración de usuarios en Google Reader la cual si ya tenía el camino muy despejado, ahora todavía lo tienen más y le tocará el reto de ser competitiva contra esas nuevas opciones para la lectura de noticias que cuentan con masas de usuarios todavía mayores.

La característica fundamental de Internet es su carácter universal, es decir, la posibilidad de llegar a todos “sus habitantes”, de manera que la audiencia potencial de cualquier sitio web, es cualquier persona que pueda acceder a una conexión de Internet. Esto ha hecho de la red de redes, el medio de comunicación más importante de la historia.

Ahora bien, para poder acceder a un determinado contenido de Internet, es necesario conocer su url o bien encontrarlo a través de un buscador, anuncios contextuales o través de los servicios (páginas web, redes y filtros sociales, prensa digital, blogs, etc…) favoritos que utilicemos en la web.

Por ese motivo, si lo que interesa a nuestra organización es hacer llegar nuestra marca, nuestra actividad, nuestro negocio, nuestros productos, a la audiencia, de manera necesaria se tienen que optimizar los medios a través de los cuáles se puedan llegar a los mismos. Es decir, en la medida de lo posible hay que estar lo más arriba posible en los buscadores cuando se busque por las palabras claves que nos interesan y tenemos que intentar tener la mayor presencia posible en los diferentes medios que existen en la red, entre los que se encuentran las redes sociales (hay mucha audiencia potencial que pasan la mayor parte de tiempo en Internet en ese tipo de comunidades, de hecho el primer contacto de muchas personas con la web son este tipo de sitios).

Por tanto, la audiencia en Internet es “universal”, pero que para accedan a mis contenidos me tienen que encontrar y/o conocer y para ello se tienen que tomar medidas para intentar que la audiencia termine por encontrarme. ¿Nos sirve toda la audiencia? Depende de lo que “vendamos”, en muchos casos la audiencia que interesa es aquella que sea la que tenga o pueda tener un interés en una temática o en un producto concreto, incluso de un país o una región concreta.

Si se genera atención tendremos audiencia que en muchos casos será la que nos interesa, como ya he tratado en diferentes artículos la atención no es algo que se obtiene con un chasquido de dedos, sino que es algo que requiere muchos esfuerzo y trabajo, ya que salvo que tengamos una red de contactos importante y trascendente (que a su vez sean centros de atención) que se hayan encargado de promocionar adecuadamente nuestro sitio web y/o seamos parte de una marca reconocida, el proceso de conseguir y consolidar audiencia es largo y complicado (ya que es más difícil conservar audiencia que retenerla).

No obstante, hay que ganarse una audiencia muy fiel para que ésta esté siempre pendiente de las novedades que vayamos lanzando a través de nuestro sitio web, es por ese motivo por lo que resulta muy importante proporcionar mecanismos asíncronos para proporcionar esa información, como por ejemplo el uso de RSS y la participación en redes sociales.

No hay que dar la espalda a las redes sociales, están ahí, concentran una gran cantidad de audiencia, si no se tienen en cuenta, se estarán perdiendo muchas posibilidades de que tus servicios sean conocidos, ya que en este tipo de redes el boca a boca funciona, además, más rápido que en el mundo real. La mayor parte de las empresas se están dando cuenta de este aspecto y no paran de aparecer a diario organizaciones que crean su página en Facebook o en Twitter. Todo esto cobra todavía mayor importancia si vemos la tendencia actual de los buscadores de incorporar en el resultado de sus búsquedas, las que se realizan sobre redes sociales y el intento de que estas búsquedas se aproximen lo máximo posible al tiempo real, con la idea de que sobre una materia concreta se pueda conocer cuál es el pulso del mundo.

En un mercado tan competitivo como el que existe no se puede esperar a que las audiencias vengan a nosotros sino que la tendencia debe ser ir hacia donde están las audiencias que nos interesan y ahí es donde se puede marcar realmente la diferencia, llegar antes y mejor que los demás, ¿cuántos productos de menor calidad que otros se han terminado por imponer en el mercado? Muchos, ¿cuál fue su mérito? llegar antes al mercado (que no necesariamente, haberse desarrollado antes).

Twitter ha sido en mi opinión el gran fenómeno de Internet de los últimos dos años. Esta idea basada en un software simple y sencillo, ha acercado el mundo del blog (a través de la modalidad del microblogging) a todo el mundo, principalmente porque escribir una entrada en él es muy rápido, es un entorno mucho más informal que un blog convencional (lo que todavía hace más cómodo su uso, al no ser necesario esmerarse en aspectos gramaticales, ortográficos, etc…) y la interacción con otros usuarios también resulta más inmediata y directa. Twitter surgió en el momento adecuado, tal vez hace años no hubiera tenido aceptación o si hubiera salido más tarde lo mismo otras soluciones de prestaciones similares le hubieran arrebatado el espacio.

Ahora se rumorea con la salida a bolsa de Twitter, ¿es un buen negocio comprar acciones de Twitter?. Soy un absoluto ignorante del mundo de la bolsa, por lo que sería un atrevimiento recomendar o no la adquisición de títulos de esa empresa. No obstante, voy a comentar a continuación cuáles son a mi juicio los aspectos más positivos y más negativos que tiene Twitter como producto:

¿Qué aspectos positivos tiene Twitter? Sus contenidos y la inmediatez de los mismos, ahí está realmente el verdadero valor de Twitter, por lo que los usuarios de la herramienta son los verdaderos trabajadores de Twitter. Por eso esta herramienta tiene más valor conforme su número de usuarios se incrementa y con ello se incrementan también los contenidos. Es esa información en diferentes idiomas, procedente de todo el mundo la que ha convertido a Twitter en el pulso del mundo, tal es así, que hace poco se modificó la pregunta, pasando del ¿qué estás haciendo? al ¿qué está pasando?. Esta característica de Twitter hace que en la actualidad valga mucho dinero, esto no ha pasado desapercibido para dos gigantes como Google y Microsoft que han llegado a acuerdos con Twitter para devolver resultados basados en la información que se ha publicado en dicha solución.

¿Qué aspectos negativo tiene Twitter? Como tecnología es tan simple y sencilla que en mi opinión vale bastante poco, no se necesitan grandes conocimientos para crear otro Twitter, por tanto el principal inconveniente del producto es que su futuro no depende de la innovación que consiga (digamos que no es un aspecto crítico), sino de que no le abandonen sus usuarios. Esto evidentemente es un riesgo importante, ya que no paran de salir soluciones con funciones parecidas o que son complementarias a un servicio principal más generalista, por lo que en cualquier momento puede salirle a Twitter un competidor que poco a poco le reduzca cuota de mercado.

Que Twitter a día de hoy vale mucho dinero es indudable, que ha sabido evolucionar a la par de la evolución en el uso de la herramienta por parte de los usuarios también, que su número de usuarios es tan grande que le proporciona cierta estabilidad también lo es, pero no podemos tampoco obviar que es una herramienta sometida a la economía de la atención y que requerirá que su audiencia se mantenga para conservar precisamente esa capacidad de atención que tiene en la actualidad y que Internet es un universo en continua expansión donde no paran de aparecer nuevas e innovadoras soluciones que pueden empezar a amenazar en cualquier momento la posición que tiene Twitter en la actualidad.

Que Bing tiene muy complicado intentar ganar mercado a Google es algo que tenemos todos muy claro, incluidos los gestores de este buscador. De hecho, las primeras métricas que se están obteniendo respecto al uso del mismo no están resultando muy positivas, ya que una vez superado el lógico tirón inicial que tienen la mayoría de productos que salen al mercado avalados por una campaña importante de marketing, prácticamente se ha quedado en una cuota de negocio similar a la que tenía la suma de los buscadores msn y Live Search.

No obstante, Microsoft se ha tomado el tema muy en serio y está adoptando una serie de medidas encaminadas a hacerse un hueco dentro del complicado mundo de los buscadores. Una de las más recientes fue el acuerdo con Twitter y con Facebook, a lo que “contraatacó” Google alcanzando también un acuerdo con Twitter. Ahora el siguiente paso que ha dado Bing, tal y como indica el blog Genbeta, ha sido la integración del mismo con Wolfram Alpha, algo que resulta realmente interesante, ya que este producto sí que ha resultado novedoso en el mundo de los buscadores (de hecho más que un buscador es una macrocalculadora). Google tampoco se queda quieto y en la versión en inglés del buscador integran resultados basados en información del Banco Mundial.

De hecho creo que es muy posible que este movimiento que ha hecho Google, sea una tendencia en ambos buscadores en los próximos tiempos y es intentar conseguir fuentes de información que van más allá de lo que se puede encontrar en la red.

Como vengo diciendo la competencia es fundamental para la innovación y la evolución de los productos y de estos intentos de Bing por hacerse un hueco y por las respuesta de Google y del resto de competidores a todos estos movimientos, quienes saldremos ganando seremos indudablemente los usuarios.

No hace falta ser un experto en tendencias en Internet, ni leer estudios como este de Nielsen en el que se indica que los americanos pasan el triple de tiempo que hace un año en redes sociales y en blogs (concretamente se ha pasado de un 6% en agosto de 2008 a un 17% en agosto de este año), para darse cuenta de hacia donde se está dirigiendo la atención en la red de redes, y esto no se puede considerar ya una moda, las redes sociales, los blogs (que surgieron mucho antes) vinieron para quedarse, independientemente de que las empresas que hoy copan el mercado no lo sean dentro de unos años o las redes sociales evolucionen hacia nuevos modelos de comunicación y/o negocio, es decir, lo mismo dentro de un par de años sale un nuevo producto o una nueva idea que termina concentrando la audiencia, pero lo más probable desde mi punto de vista es que la filosofía de funcionamiento, colaboración social, sea en esencia similar a la que existe en la actualidad.

Si una gran parte de la atención se concentra en ese tipo de sitios, no resulta lógico que no se utilicen como fuentes para captar clientes, de hecho, como ya he contado en otros artículos, son muchísimas las empresas y organizaciones que realizan labores de marketing utilizando esas herramientas y que cada vez son más (y serán más), ya que se dan cuenta que la inversión que se requiere es mínima y que los beneficios que se pueden obtener con la misma son muy grandes. Además, empresas como Dell han demostrado que ese potencial se puede monetizar, así que, ¿por qué no aprovecharlos?.

Es cierto que muchas organizaciones tienen sus dudas sobre la utilización de estos medios debido a que evidentemente generan debate, conversación y opinión y no tienen por qué ser favorables a la misma, ya que una cosa es que te critiquen y otra es poner más medios que mantienes tú, para que te sigan poniendo de vuelta y media. Ese riesgo existe y también conviene ser conscientes de ello, para luego evitar sorpresas. En cualquier caso, los blogs tienen mecanismos de moderación de comentarios, que permiten que no se tengan en cuenta opiniones insultantes (no se debe utilizar para censurar opiniones críticas) y en el caso de las redes sociales, siempre existe la posibilidad de bloquear usuarios. Los blogs y las redes sociales no son sujetos pasivos y unidireccionales, si se quiere que tengan éxito, necesariamente se debe permitir, favorecer, fomentar y respetar la participación, por ese motivo las críticas forman parte del juego y hay que saber aceptarlas, como también ponerles un límite cuando se pasa de la crítica al insulto.

La participación en redes sociales y blogs, no solo son pueden ser positivas en cuanto al aspecto económico o del marketing, es también cuestión de imagen, de dar apariencia de empresa moderna (es importante parecerlo además de serlo, no se puede vender innovación y estar de espaldas a la red) y de mostrar al mundo que tu empresa y tus productos existen, ya que seguro que hay otras empresas que se dedican a lo mismo y con productos peores (e incluso con peores condiciones de precio) que tienen mejores resultados de ventas, por el simple hecho de que a ellos le conocen y a la tu empresa no.

Eso de que te conozcan entiendo que siempre es positivo, por ejemplo, supongamos una oferta de trabajo de una empresa no conocida con otra empresa conocida (y que no tenga mala fama) y que ofrecen unas condiciones laborales parecidas, ¿qué empresa captará a priori un mayor número de candidatos?.

He dicho que la inversión es mínima, pero hay que invertir, sobre todo en tiempo, ya que hay que generar contenidos y que además, estos sean apropiados, ya que peor que no tener identidad en Internet es tener una mala identidad. Además, se requiere tiempo para seguir las reglas de la web 2.0 y estar atentos para responder si procede a la conversación que se puede iniciar en los diferentes medios donde se han publicado los contenidos (también se necesita tiempo para moderar los comentarios). En cualquier caso, se dan las circunstancias apropiadas para poder competir prácticamente de igual a igual en este segmento del marketing con tu competencia más directa, los cuales en muchos casos no se han subido todavía al carro de las redes sociales y en el caso de que hayan dado el salto, salvo que hayan invertido de forma considerable y emitan por más canales y/o generen contenidos de calidad con una gran frecuencia y/o tengan personal dedicado si no exclusivamente sí con bastante tiempo a esta tarea, las características del entorno permiten igual bastante las fuerzas.

Un aspecto importante es que el simple hecho de abrir un blog, crear una cuenta en Twitter, en Facebook, en Tuenti o en las redes sociales que se estimen oportunas, no asegura que se genere atención. Por tanto, hay una inversión (en tiempo) y no se garantiza el éxito y en el caso de que se consiga el mismo, puede tardar en llegar, esto es así y conviene tenerlo en cuenta. La atención se gana, no se regala y por tanto, lo que se comparte con la sociedad debe causar interés, a lo que favorecerá en gran medida el interés que sea capaz de crear la marca de tu empresa. Por tanto, no basta con publicar por publicar, sino que además dichos contenidos deben contribuir a una buena imagen de la empresa y además atraer y retener la atención del segmento de público que interese.